España en un piano

  • décimocuerta ENTREGA Consiga mañana el disco de Albéniz II por sólo 1 euro.

El volumen quinto denuestra colección ofreció los dos primeros cuadernos de la Iberia de Isaac Albéniz (Camprodón, Gerona, 1860 - Cambo-les-Bains, Francia, 1909) en la magistral interpretación del pianista extremeño Esteban Sánchez (1935-1997). Aquí se completa la obra conlos cuadernos 3ºy 4º. Ya comenté entonces la extraordinaria confluencia de talentos que propiciaron esta grabación, realizada por el sello barcelonés Ensayo entre 1968 y 1969. En primer lugar, la capacidad de Albéniz para atrapar las esencias de lo español sintetizando lo mejor de las escuelas pianísticas de su tiempo. En segundo, la magia de Esteban Sánchez, capaz de destacar hasta el último matiz de una música de extrema dificultad técnica y sugerente poderevocativo.

Cada cuaderno de Iberia está compuesto por tres piezas, la mayoría de inspiración andaluza, pues Andalucía es usada por Albéniz (como lo fue por la mayoría de los románticos) como una sinécdoque de toda España. El Tercer Cuaderno se cierra sin embargo con un número madrileño: Lavapiés, al que preceden El Albaicín y El polo. Málaga, Jerez y Eritaña forman el Cuarto Cuaderno, sin duda el más complejo de todos.

Los doce números que componen esta Suite, obra maestra absoluta del pianismo universal, fueron escritos entre 1905 y 1908, por lo que bien puede valer esta maravillosa integral de Esteban Sánchez como nuestro modesto homenaje al centenario de su creación. Si el CD que incluía los dos primeros cuadernos de Iberia se completaba conEspaña: seis hojas de álbum, obra que Albéniz compuso en Londres en 1890, éste se cierra con seis piezas de la 1ª Suite española, en concreto, Asturias, Córdoba, Cádiz, Castilla, Granada y Sevilla.

Con este nombre es conocida una colección de ocho obras independientes escritas entre 1883 y 1894,

que no fueron editadas como ciclo hasta 1911, esto es, fallecido ya su autor, que nunca las concibió como una serie. Estas piezas suponen un salto adelante con respecto al estilo de música pianística de salón característico de la época en que fueron escritas y avanzan sin duda en el descriptivismo evocador y quintaesenciado de los ritmos y las melodías españoles que alcanzarían la cúspide con Iberia. Se incluyen aquí algunas de las obras más populares de Albéniz, en especial Asturias y Sevilla, que han sido arregladas y usadas por el cine, la televisión y la publicidad

en infinidad de ocasiones. En lasmanos de Esteban Sánchez, esta música adquiere un fulgor que la hace única. Absolutamente indispensable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios