Fallece el actor Pepe Rubianes, el gran maestro de la irreverencia

  • El artista no pudo superar un cáncer de pulmón diagnosticado hace un año

El actor y director Pepe Rubianes al final no ha podido superar el cáncer de pulmón que padecía desde hace un año y que le había apartado de su profesión y pasión, los escenarios teatrales. Con 61 años, Rubianes luchó hasta el final contra esta enfermedad pero ésta le venció y murió ayer a las diez de la mañana en su casa.

En abril del pasado año anunció que suspendía la gira de su espectáculo La sonrisa etíope después de diagnosticarle el cáncer para recuperarse. En un principio, su objetivo era superarlo y volver a los escenarios en una plazo de seis meses. Sin embargo, el cáncer se le complicó y nunca más pudo volver.

En los últimos tiempos, aparte de su faceta como actor, Rubianes protagonizó un escándalo después de unas incendiarias declaraciones en una entrevista en TV3 sobre la unidad de España. Concretamente dijo: "Que "se vayan a tomar por el culo estos españoles. Ojalá les exploten los cojones y vayan al cielo sus cojones, se vaya a la mierda la puta España".

Cierto sectores de la sociedad se sintieron ofendidos con las declaraciones del cómico y le denunciaron por ultrajes a España, por "ofender y menospreciar a la nación española", aunque finalmente la Justicia archivó el caso.

José Rubianes Alegret, actor de teatro, especializado en mimo, imitaciones y monólogos, destacaba por su gran ironía, su ácido sentido del humor, su contagiable alegría, y la incontenible verborrea salpicada de constantes tacos, que le confieren una personalidad única. Siempre actuaba vestido rigurosamente de negro en sobrios escenarios únicamente acompañado de un taburete y, en ocasiones, de una copa.

Rubianes debutó en el teatro profesional con Dagoll Dagom en los musicales No hablaré en clase y Antaviana, participó en la Operación Ubú, con Els Joglars y en 1982 emprendió su exitosa carrera en solitario. Entre sus últimos montajes destaca Lorca eran todos en el que se estrenaba en la dirección teatral y donde rendía homenaje a Federico García Lorca y a los desaparecidos en la Guerra Civil. La noticia de la muerte del actor ha generado una oleada de condolencias tanto de sus amigos y compañeros del teatro y la cultura, como de la clase política catalana. El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha calificado de "gran pérdida para la cultura y para el país" el fallecimiento de Rubianes. El actor Carles Flavià, con quien compartió escenarios, viajes y juergas, ha destacado "la labor de investigación" teatral de Rubianes, y para su representante y amigo, Toni Coll, Rubianes es "irrepetible" y un "patrimonio de todos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios