Arquitectura Elección de los equipos finalistas para la construcción del Gran Teatro de la Ópera

El G-8 de la arquitectura mundial se disputa el Espacio Escénico

  • Los estudios más prestigiosos de Oriente y Occidente quedan entre los finalistas para la construcción del futuro Teatro de la Ópera de Granada, entre ellos la iraquí Zaha Hadid o el japonés Arata Isozaki

Comentarios 1

El Espacio Escénico de Granada ya suena bien; al menos en cuanto a los nombres de los ocho estudios de arquitectura que han resultado finalistas para elaborar el proyecto de construcción. Se trata de Arata Isozaki (autor del Palau Sant Jordi de Barcelona); Dominique Perrault (Biblioteca de París); Kengo Kuma (Museo de Nagasaki); el granadino Ramón Fernández-Alonso; Zaha Hadid (única mujer ganadora del Premio Pritzker); los finlandeses Ala Architects; Navarro Baldeweg (Teatro del Canal de Madrid); y Mariano Bayón (Centro de Artes Escénicas de Salamanca).

Hasta el mismísimo 'gurú' de la arquitectura moderna Norman Foster (autor del City Hall de Londres), se ha quedado fuera del G-8 de arquitectos seleccionados por la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento, el Colegio de Arquitectos y la Academia de Bellas Artes. "Son distintas escuelas, ocho discursos totalmente distintos que resumen lo mejor de la arquitectura de Oriente y Occidente", explicó ayer Pedro Benzal, delegado de Cultura de la Junta, quien adelantó que los finalistas deberán presentar sus anteproyectos antes del 5 de mayo. Un mes después, el 5 de junio, se conocerá el nombre del arquitecto que desarrollará el Espacio Escénico con un presupuesto que rondará los setenta millones de euros. De hecho, en las bases del concurso, se estipula que sólo pueden optar estudios que hayan desarrollado proyectos similares por valor de más de 20 millones de euros.

Los miembros del jurado destacaron a Zaha Hadid, arquitecta iraquí, de la corriente del deconstructivismo, con una trayectoria reconocida con galardones como el Premio Pritzker o el Premio de Arquitectura Contemporánea Mies van der Rohe, y encargada de proyectos como el Peak Club en Hong Kong o la Casa de la Ópera de la Bahía de Cardiff (Gales). También resaltaron la labor de Arata Isozaki, arquitecto japonés impulsor de obras tan representativas como el Palau de Sant Jordi de Barcelona o el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles. Junto a Kengo Kuma son la opción 'oriental' para el gran Teatro de la Ópera de Granada.

Entre los españoles, además de Mariano Bayón y Navarro Waldeweg, se encuentra el granadino Ramón Fernández-Alonso junto a Ute Mangado. La opción granadina entre el 'globalizado' espectro de candidatos fue Primer Premio del Concurso Internacional de Ideas de la nueva sede de las Cortes de Castilla y León y desde 1996 es profesor de Proyectos de la ETSA de Granada. Además, Fernández-Alonso quedó entre los cinco finalistas para la construcción de la Cuarta Fase del Parque de las Ciencias. "Se ha presentado lo mejor de la arquitectura a nivel mundial y estamos muy motivados para hacernos cargo del proyecto", señaló a este periódico Fernández-Alonso, que ha dejado fuera de la nómina de finalistas a Norman Foster. "Esto es ya un total éxito", celebró.

Para Jaime Muntaner, arquitecto miembro del jurado, el criterio de selección ha sido la "variedad", de manera que entre los escogidos hay "arquitectos del aire, utópicos e imaginativos, y arquitectos con los pies en la tierra". "Se trata de un abanico con todas las tendencias posibles, para que tengamos una selección amplia, con pocos riesgos y muchas posibilidades de éxito", mantuvo.

En esta línea se enmarcan los tres proyectos 'europeos' restantes, entre los que destaca el francés Dominique Perrault, un 'veterano' en la construcción de auditorios y que se ha encargado, entre otros, del Nuevo Teatro Mariinsky o del Nuevo Auditorio de Oporto, además de la ampliación del MOMA de Nueva York.

Tanto Benzal como el concejal de Cultura, Juan García Montero, coincidieron en destacar que el proyecto que se elija finalmente dará el "mejor" Espacio Escénico para Granada y resaltaron la coincidencia de criterios entre ambas instituciones.

Así, acordaron que el Consistorio modifique "de manera urgente y puntual" el Plan General de Ordenación Urbana, con un aumento de edificabilidad de los terrenos, la "necesaria y la más apropiada para acometer el proyecto y darle el máximo rendimiento", según apuntó el edil.

Y aunque el proyecto que gane el concurso no está ni siquiera esbozado todavía, lo cierto es que Granada contará con un nuevo edificio con nombre y apellidos que unir a los de Álvaro Siza o Alberto Campo Baeza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios