Granadinos en la cuna de Rossini

  • Mariola Cantarero, María José Moreno y José Manuel Zapata triunfan en el Festival Rossini de Pesaro con sus respectivos proyectos musicales, que reciben encendidos elogios de la crítica italiana.

Los cantantes líricos granadinos Mariola Cantarero, María José Moreno y José Manuel Zapata se encuentran estos días participando intensivamente en la trigésima edición del Festival Rossini que Pesaro, la ciudad natal del compositor, dedica cada año a la música de su más ilustre paisano. La soprano Mariola Cantarero abrió el pasado día 13, en el Auditorio Pedrotti, la serie de recitales líricos con un concierto, acompañada por el pianista Giulio Zappa e integrado por obras de Gaetano Donizetti, Vincenzo Bellini y Gioacchino Rossini. Un programa de enorme dificultad técnica con el que la espectacular soprano granadina (que en la próxima temporada abordará su primera Traviata en el sevillano Teatro de la Maestranza) cosechó un sonoro triunfo entre el entendido público del festival.

Por su parte, el tenor José Manuel Zapata, habitual en esta cita rossiniana desde el año 2003, afrontaba un doble empeño. En primer lugar, su encarnación del personaje de Dorvil en la farsa La scala di seta, estrenada en el Teatro Rossini el día 10 de agosto (otras funciones los días 13, 16 y 18) bajo la dirección del prestigioso Claudio Scimone; y en segundo lugar, un recital con el acompañamiento de Rubén Fernández Aguirre, el día 14 en el Auditorio Pedrotti. El ambicioso y atractivo programa se constituía de canciones de Eduardo Toldrá, Isaac Albéniz (como homenaje al centenario de su fallecimiento), Joaquín Turina y Manuel García. Fue especialmente aplaudido en las canciones de Manuel García, el tenor y compositor sevillano amigo de Rossini, valedor de su música en París, Londres, Nueva York y México y primer intérprete del Conde Almaviva en El barbero de Sevilla. La versión de Zapata de las canciones de García, que combinan el espíritu italiano con la tradición popular andaluza, fue especialmente apreciada por especialistas de la talla de Alberto Zedda, máxima autoridad rossiniana y director artístico del festival.

Finalmente, la también soprano granadina María José Moreno, participa estos días con éxito en la nueva versión de Le Comte Ory, con dirección escénica del Lluis Pascual y la musical de Paolo Carignani, junto a las jóvenes voces procedentes de la Academia Rossiniana. Pleno granadino, pues, en el epicentro del huracán Rossini.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios