Diana Al Azem. Escritora

"Historias como la de Sam y Nour ocurren a diario en Siria"

  • La autora de origen sirio nacida en Granada publica 'Cardamomo' una novela sobre los refugiados. Las ventas están destinadas a una ONG.

Hay libros que saben abrir una puerta a la esperanza aunque haya violencia, odio y muerte alrededor. Historias que hacen soñar con amores puros y con amigos que son de verdad. Estas sensaciones son las que provoca Cardamomo, la última novela de la autora nacida en Granada, Diana Al Azem. Lo mejor del ser humano vence a lo peor en esta novela perfumada con especias.

-¿Es Cardamomo, por encima de todo, una novela de amor?

-Cardamomo es principalmente una novela de amor, pero también lo es de amistad, valor y coraje. La historia no solo se centra en el amor entre una pareja, sino también hacia las personas que nos rodean, que nos necesitan.

-¿Qué mensajes pretende mandar al mundo a través de esta historia?

-Como todos sabemos, el drama de los refugiados es un tema que está en continua actualidad. No hay un solo día que no sean protagonistas de horribles noticias en la televisión. Con Cardamomo he querido que el lector empatice con una cara, con una historia personal y unos sentimientos, no debemos ver a los refugiados como un mero número de fallecidos que por desgracia empieza a ser demasiado habitual. Historias como la de Sam y Nour ocurren a diario en Siria.

-¿Qué solución ve a este drama desolador?

-No entiendo de política y mucho menos a las grandes potencias mundiales. Ojalá tuviera una varita mágica con la que arreglar los problemas del mundo. Solo sé que el ser humano cada día me sorprende más, tanto para lo bueno como para lo malo. Supongo que lo único que podemos hacer es ayudar en la medida de lo posible a estas personas y no mirar a otro lado.

-El protagonista australiano, Sam, no sólo sale de su zona de confort yendo de voluntario a Damasco como médico sino que se enamora de una chica siria que atraviesa por verdaderas penalidades. Ambos son ejemplo de una humanidad intachable, ¿ese punto de generosidad y solidaridad es el que nos falta?

-Ese es el principal motivo por el que escribí la obra. Ojalá todo el mundo fuera como Sam. Debemos implicarnos más con las personas que necesitan nuestra ayuda.

-La novela acaba de una manera emocionante, Sam consigue sacar del país a dos niños desvalidos, ¿cómo cree que debería solucionarse el problema de los refugiados?

-Es un asunto complicado. Desde luego yo pienso que en Europa hay sitio para todos. Conozco a mucha gente que está dispuesta a brindarles la ayuda que necesitan, pero la Comisión Europea no nos ha dado ningún margen de movimiento.

-¿En qué momento surge la inspiración para Cardamomo?

-Soy hija de sirio, me gusta escribir y además conozco Damasco. La historia vino a mi cabeza como una luz, supe lo que tenía que hacer y cómo debía hacerlo en pocos días. Empecé a escribir la novela y, nueve meses después, ya estaba acabada. Por supuesto mi aportación no iba a quedar ahí, y he cedido los beneficios de la venta a Proactiva, una ONG que trabaja directamente con los refugiados.

-Nace en Granada, es de origen sirio y actualmente trabaja como profesora de secundaria en Murcia, háblenos de usted.

-Bueno, no hay mucho más que decir. Llevo una vida sencilla, me gusta mi trabajo con los adolescentes y me encanta viajar. Es la mejor manera de abrir la mente y conectar con el resto del mundo. Aparte leo bastante novela histórica y romántica y adoro pasar tiempo con mis hijos.

-¿Algún proyecto entre manos?

-En este momento llevo dos a la vez. Por un lado la tercera parte de mi trilogía Evadne, y por el otro, una intrépida historia situada entre España y Afganistán.

-¿Como docente transmite su mensaje de humanidad a sus alumnos, cómo reaccionan?

-Sí. Los profesores tenemos la obligación moral de enseñar a los jóvenes a vivir y actuar de manera adecuada y con respeto hacia los demás. Suelen reaccionar bien. Por suerte, desde hace años convivimos con otras nacionalidades y lo positivo de esto es que los niños aprenden desde pequeños a compartirlo todo con ellos y no discriminar. Creo que España es un país solidario en general, tanto mayores como jóvenes sabemos reaccionar cuando alguien nos lo pide. Al menos es lo que quiero pensar.

-Cardamomo no es su primera novela, háblenos del resto de su obra.

-Empecé autopublicando en Amazon. Mi trilogía Evadne comenzó con la primera parte, La sirena perdida, y más tarde llegó El valle de las gorgonas. Se trata de una obra del género fantástico, muy recomendada a los más jóvenes. También publiqué con el sello Click Ediciones de Planeta, la que fuera mi primera novela, El algoritmo del amor. También he escrito algún relato corto y llevo mi blog www.dianaalazem.blogspot.com.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios