El Honey Latin Festival de Atarfe termina en un caos organizativo

  • Honey Music cancela la segunda jornada y el artista Kevin Roldán afirma que la promotora no cumplió con sus obligaciones

Prometía ser uno de los festivales más calientes de los últimos años pero acabó con un frío polar en el ánimo de los asistentes. El Honey Music de Atarfe canceló el pasado sábado su segunda jornada, un concierto en el que estaban programados los reggaetoneros Kevin Roldán y Yandel. Ya en el primer día del festival, los espectadores tuvieron que padecer 'colas' de más de cuatro horas y muchos de ellos entraron en el Coliseo de Atarfe cuando el concierto, que tenía como gran protagonista a Daddy Yankee, el autor de la célebre Gasolina, había ya comenzado. Kevin Roldán, que se hizo un hueco en los informativos deportivos cuando colgó el vídeo de la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo, justo después de perder contra el Atlético de Madrid, colgó ayer otro vídeo en las redes sociales para explicar las causas de la cancelación del concierto. "No fue culpa mía, estoy en Granada desde el jueves pero los empresarios han incumplido el contrato, por lo que los artistas no pudimos presentarnos pese a que mi equipo estaba preparado y entusiasmado de actuar en Atarfe", explicó el artista y autor de Si no te enamoras, el tema que cantó en la fiesta de CR7 y que, pasados los meses, agradeció públicamente Gerard Piqué en la fiesta de celebración del triplete del FC Barcelona.

Las redes sociales fueron la válvula de escape de muchos de los asistentes, que denunciaron el caos organizativo que se vivió en Atarfe durante las dos jornadas. Además, la página de Facebook de la organización, en la que muchos de ellos plasmaron todas sus quejas, dejó de estar operativa ayer por la tarde. El perfil de Twitter de la organización permanecía activo pero, curiosamente, las notas en las que explicaban los motivos de la suspensión también estaban bloqueadas, aunque se defendían afirmando que la cancelación se debía a causas ajenas a la organización, lo que contradice la versión de Kevin Roldán, que señalaba que los artistas no habían cobrado lo estipulado.

Antes de que se borraran todos los mensajes, los asistentes al concierto mostraron su sorpresa porque la hoja de reclamaciones era un folio en blanco sin más, por lo que mostraban su escepticismo de que sus quejas llegaran a algún sitio y muchos afirmaban que hoy mismo presentarán una reclamación. Al final, el gran encuentro del reggaeton de Atarfe ha quedado en un fiasco en el que todavía está por concretar cómo se devolverá el importe de las entradas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios