Actual

'La Inmaculada' atribuida a Cano y Velázquez seguirá en Sevilla

  • La obra formará parte de los fondos expositivos de Velázquez en la capital andaluza

La Inmaculada atribuida a Velázquez por Jonathan Brown y a Alonso Cano por Alfonso Pérez Sánchez, e incluso a ambos pintores, alumnos los dos de Francisco Pacheco, formará parte de los fondos expositivos del Centro Velázquez de Sevilla, para el que la Fundación Focus-Abengoa ha adquirido la obra.

Benito Navarrete, director del sevillano Centro Velázquez, profesor de la Universidad de Alcalá de Henares y discípulo de Pérez Sánchez, fue el encargado de presentar ayer el lienzo a los periodistas y reafirmó su convicción de que la obra es de Cano, aunque no es descartable que ambos pintores, Velázquez y Cano, intervinieran en ella durante su periodo de formación.

"Es una obra maestra en su género, no te deja indiferente", aseguró Navarrete, para quien no ofrece duda de que el cuadro salió del obrador de Francisco Pacheco, en un momento, entre 1618 y 1620, en el que Cano y Velázquez estaban en periodo de formación.

En palabras de Navarrete, ambos pintores "mojan en los mismos botes de pintura" sus pinceles, mientras que los análisis efectuados a los pigmentos demuestran que son los mismos que empleaba Velázquez y se utilizaban en el taller de Pacheco.

El deán López Cepero inventarió en el año 1813 esta obra, tasada entonces en 10.000 reales, como de Velázquez, junto a la velazqueña Imposición de la casulla a San Ildefonso, precisamente el cuadro junto al que ha sido colocada La Inmaculada en el Centro Velázquez, en el antiguo Hospital de los Venerables de Sevilla, edificio del XVII ubicado en el corazón del barrio de Santa Cruz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios