La reina Isabel releva a Juana en el escenario de la Corrala de Santiago

  • La Corrala de Santiago acoge la función 'Desmontando a Isabel' La obra muestra el lado más humano de la reina de Castilla

El mundo del teatro goza de infinidad de personajes históricos que generan material de sobra para paliar la escasa actividad cultural que caracteriza al estío, o por lo menos así lo ha pensado la compañía Histrión Teatro, que repite en la Corrala de Santiago con Desmontado a Isabel, su segundo proyecto en este espacio, tras el éxito del año pasado con Juana, la reina que no quiso reinar.

"El año pasado nos reunimos por estas fechas porque teníamos la convicción de que esta ciudad necesitaba un proyecto de calidad que mantuviera una oferta cultural en julio y agosto. El tiempo nos dio la razón cuando vendimos por anticipado las entradas de las 18 funciones", declaró Nines Carrascal, responsable de distribución de Histrión Teatro, que afirmó, en referencia a la elección de Isabel la Católica como protagonista, que el proyecto que se presenta sigue el mismo patrón que el año pasado y busca "rescatar un personaje importante para la ciudad de Granada, que contenga legado y trascendencia".

Por su parte, Julio Fraga, director artístico de la representación, aseguró que actuar en la Corrala supone una auténtica aventura y subrayó que es "apasionante hablar de un personaje tan importante para Granada", destacando que fue la primera reina que tuvo conciencia de Estado y que estuvo al servicio del pueblo.

Maripaz Sagayo, actriz que interpretará el papel de la reina, aseguró que "está siendo un trabajo muy gratificante el hecho de poder representar un personaje con tantas luces y sombras que en un principio se me hizo un poco cuesta arriba" y quiso agradecer a Luis Felipe Blasco, autor de la obra, la facilidad con la que el texto da la "oportunidad de visitar lugares mas humanos del personaje, de la que tanto se conoce su vida histórica pero tan poco a nivel humano".

El proyecto ha querido dar una visión muy especial de Isabel la Católica y comenzar la narración cuando la monarca se entera, en 1504, que le quedan pocos meses de vida, estableciendo una suerte de flashback sobre las cosas que ha hecho.

La compañía aseguró que en este momento, en el que las instituciones carecen de recursos, a base de pequeñas colaboraciones se puede configurar un proyecto de esta pequeña y a la vez gran envergadura, puesto que "aunque los proyectos parezcan pequeños alcanzan una gran dimensión por la dificultad de apoyo y financiación".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios