Javier Krahe presenta 'Toser y cantar' en la sala Boogaclub

  • El artista alude en sus nuevos temas a su adicción al tabaco y a las rimas

El irreductible Javier Krahe presenta hoy a partir de las 10 de la noche, en la sala BoogaClub, su último álbum Toser y Cantar, un título que en la línea socarrona tan característica de su autor, juega con las palabras en clara alusión a su impenitente adicción al tabaco y a las rimas en formato de canción.

Si bien este trabajo fue publicado hace ya dos años, para la mayoría del público granadino será la primera ocasión de poder disfrutar del más reciente repertorio del madrileño, pues Krahe, fiel a los escenarios que lo han venido acogiendo, ha sido asiduo durante mucho tiempo del desaparecido Secadero. Como es bien conocido, la veterana sala de Alhendín tuvo que echar el cierre una vez que una sentencia de la Audiencia Provincial de Granada condenó a su dueño y programador a dos años de cárcel por el reiterado incumplimiento de la normativa sobre aislamiento acústico de su local. Afortunadamente, ha sido indultado recientemente, aunque parece que la sala que durante años fue refugio de artistas locales pasó definitivamente a la historia.

El cantautor satírico, vuelve pues a traer su espíritu burlón e irreverente a un escenario granadino después de haber sido absuelto este pasado verano de un delito de escarnio tras el absurdo proceso en que se vio involucrado durante los últimos años.

Superadas sus preocupaciones judiciales, Krahe está en disposición de glosar, con su particular sentido del humor y su talento para la rima y la métrica de influencia clásica, las relaciones personales con afilado ingenio. Anecdotarios de alcoba, salpicados de melancolía unas veces, y de picardía casi siempre, reflexiones sobre las grandezas y las miserias, más de lo humano que de lo divino, imágenes de extraordinaria altura poética entrelazadas con ironías cargadas de mala baba, y algún que otro dardo envenenado hacia los poderosos. Sus temas eternos y recurrentes que una vez más arrancarán la carcajada y el aplauso de la concurrencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios