Leiva fragua su infidelidad a Pereza con 'Diciembre'

  • El músico estrena nuevo disco tras "un invierno un poco cabrón"

En un momento culmen de inspiración, Rubén y Leiva, integrantes de Pereza, decidieron darse "unas vacaciones de infidelidad consentida" para investigar musicalmente por su cuenta. El primero en reaparecer, Leiva, presenta Diciembre tras un "invierno bastante largo y un poco cabrón".

"No es un disco conceptual, pero responde a un año donde saltan las alarmas por el parón", explicó ayer José Miguel Conejo, alias Leiva, ante la publicación el próximo martes de su primer disco en solitario, en el que se ha dejado llevar, exorcizando "la sensación de pérdida y miedo que da estar un año metido en casa" y no de gira.

De alguna manera también se vio impregnado por la cancelación de otro disco en el que trabajaba junto a uno de sus mitos, Johnny Cifuentes, de Burning. "Fue un malentendido y se estropeó por las malditas ambiciones del ser humano", contó.

Escrito y terminado en un año, de diciembre a diciembre, con un "invierno bastante largo y un poco cabrón" entre medias, Diciembre (Sony BMG) es fruto de trabajar en total libertad, sin presiones por una fecha de salida ni la necesidad de consensuar nada.

Leiva ha escrito, grabado todos los instrumentos y producido este debut. En ausencia de Rubén, cree que se percibe "una parte introspectiva más fuerte" y un "muro de guitarras acústicas y eléctricas con un tratamiento muy americano", inédito en la trayectoria del dúo.

"Me he permitido no hacer balance respecto al abuso de medios tiempos o de canciones rápidas... Está todo lo que quería contar, aunque en algún momento me pudiera estar pasando de intensidad", explicó ante el que ha definido como su disco más rockero.

Leiva, apodado así en honor al ex jugador del Atlético de Madrid Leivinha por su físico espigado y sus rizos, avisa en cualquier caso: "Hay más mío que nunca, pero no es una ruptura con la música de Pereza".

Sobre el paréntesis que el dúo anunció en noviembre, "unas vacaciones de infidelidad consentida", explicó que después de Aviones (2009) se propusieron hacer un disco corto pero se encontraron ante unas 30 o 40 canciones.

Entonces pensaron que era el momento de investigar cada uno por su lado, "dando vida a esas canciones que igual no habrían cabido en un disco de Pereza", añadió.

Pese a todo, Rubén no ha permanecido ajeno al desarrollo de Diciembre. Como "amigos y vecinos", el contacto entre ambos se mantiene y se han permitido opinar, como simples espectadores, sobre los proyectos del otro.

"A Rubén le encanta la canción Bis a bis. Me decía que es la mejor que he escrito en mi vida y a mí me pasa lo mismo con su tema Ozono", dice sobre el disco de su compañero, que verá la luz en primavera. El disco mantiene influencias de Tom Petty, George Harrison o Bruce Springsteen y su personalidad queda perfectamente condensada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios