Letras con espíritu de 'Vagamundos'

  • La colección de la editorial granadina Traspiés presenta hoy en la librería Picasso los tres nuevos títulos que suma a su catálogo: 'El diablo de la botella', 'El club de los parricidas' y 'Un puesto avanzado en el progreso'

Ellos mismos se denominan "microeditorial", aunque la colección de títulos y autores de la que pueden presumir bien podría ser la envidia de muchas que dicen llamarse editoriales a secas, sin prefijos que valgan. Con una "vida errática" que se remonta a 2006, la editorial granadina Traspiés decidió apostar a finales de 2008 por una interesante colección basada en la creación de libros ilustrados en la que textos y dibujos o fotografías o incluso pinturas estuviesen al mismo nivel de importancia. Ése fue el germen de Vagamundos, cuyos tres últimos libros -El diablo de la botella, El club de los parricidas y Un puesto avanzado en el progreso- se presentan esta tarde al público en la Librería Picasso a las 19:30 horas.

"Vagamundos nació esencialmente porque nos gustan mucho los libros", apunta José Antonio López, coordinador de la colección de la editorial que también dirige Miguel Ángel Cáliz. Y en ese gusto por los libros y por la lectura, la selección de los textos se convierte en una tarea bastante sencilla: "Hacemos básicamente los libros que nos gustaría encontrar en cualquier librería. Hay muchos textos y muchos autores que no han tenido una buena traducción y obras que han pasado de una forma casi inédita por España y que tienen una gran calidad. Ésos son los textos que nos interesan", cuenta López.

Vagamundos ya contaba con once títulos anteriores a los que ahora se acaban de editar y cuya principal característica era su pequeño formato, como Una sombra en Pekín de José Ángel Cilleruelo e ilustrado por Juan Gonzalo Lerma, Agua quieta de Cristina Grande con ilustraciones de Esperanza Campos, Mapa Mudo de Hilario J. Rodríguez con fotografías suyas, Donde sueñan los tigres de Ana Ayuso Verde e ilustrado por Juan Gonzalo Lerma, Una humilde propuesta de Jonathan Swift y dibujos de Segei Furst oEl diablo de la botella de R. Louis Stevenson e ilustrado por Pablo Ruiz, que se reedita ahora para inaugurar la nueva vida de la colección en formato grande.

"Creo que El diablo en la botella es el relato clásico más importante de la historia. Me gustaba mucho y tenía claro que debía ser reeditado. Además, creo que los dibujos de Pablo Ruiz aportan muchísimo a la obra; sus personajes son voluptuosos, excesivos, viscerales y muy carnales", explica José Antonio López.

El club de los parricidas es otro de los libros protagonistas de esta tarde. Su autor, Ambrose Bierce, fue un ejemplo de azote al movimiento literario de América con sus "críticas mordaces y siempre corrosivas". Con ilustraciones muy del mundo del cómic creadas por Pablo López, el libro reúne cinco relatos de parricidas que cuentan con mucho desparpajo y casi inocencia sus móviles para llegar a matar a sus progenitores.

Cierra esta nueva etapa Un puesto avanzado en el progreso de Joseph Conrad al que Federico Villalobos ha dado imágenes. El texto, que fue el primero que Conrad escribió en el Congo, puede considerarse casi como un "anticipo de El corazón de las tinieblas" y de lo que estaba por venir.

Tras ellos, el futuro de Vagamundos pasa por "seguir en la misma línea que hasta ahora", según avanza su coordinador y encontrar todos esos títulos que merezcan ser leídos en mayúsculas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios