José Manuel Zapata revive su reciente éxito en el Metropolitan de Nueva York

  • El tenor granadino ha recogido críticas excelentes en un escenario complicado por su papel en 'El Barbero de Sevilla'

El joven tenor granadino José Manuel Zapata, de 34 años, se encuentra esta Semana Santa digiriendo aún el éxito cosechado en el teatro Metropolitan de Nueva York, donde ha actuado, entre el 12 de enero y 29 de febrero, como protagonista de El Barbero de Sevilla de Rossini.

Para Zapata, actuar en el Metropolitan ha sido profesionalmente y musicalmente "la experiencia más hermosa" de su vida, "ha sido conseguir el sueño de una carrera, porque para mí el Metropolitan es el teatro más importante del mundo, y ha sido maravilloso, sin duda, ha sido genial". Zapata dice que está feliz no sólo con la respuesta de la crítica, que le ha recibido muy bien: "A pesar de que la primera función la canté constipado, reseñaron que mi voz era estupenda y también la interpretación. Además, el público neoyorquino es muy caluroso".

Zapata, que canta con asiduidad en Francia, Alemania, Italia y España, asegura que "aunque en teoría el público mediterráneo es más caluroso, no es así realmente, el público del Metropolitan es mucho más cercano y participativo". Así, afirma que la gente en Nueva York "participa de la función, se ríe con lo que pasa, aplaude cuando le apetece y se lo pasa muy bien en un espectáculo", algo que echa de menos en Europa.

Para él, la explicación se encuentra en que en España e Italia, a "pesar de que hay mucha tradición de ópera, ésta se ve más como una actividad cultural muy concreta, elitista, sin embargo en Estados Unidos la gente va más a la ópera como un punto de encuentro, es como una cosa más natural que aquí, que hay que emperifollarse".

Para Zapata, que actuaba por primera vez en el Metropolitan y en los Estados Unidos, después de haber cumplido este sueño sólo le queda "volver allí", algo que, en cierta forma, ya se ha cumplido, puesto que tiene concertada otra actuación en 2010, para cantar Armida de Rossini, en el que supondrá su debut junto a Renée Fleming, considerada la 'diva' del Metropolitan. "Siempre te quedan muchos sueños, pero el sueño principal se ha cumplido y lo que quiero ahora es repetir, porque me encuentro muy bien en esa ciudad, con el público de allí, y con los músicos que cantan y tocan allí", afirma el tenor granadino, para quien la Orquesta del Met es, sin duda, la mejor con la ha cantado nunca, "una cosa impresionante".

La agenda de Zapata, especialmente a partir de su exitoso paso por el Metopolitan de Nueva York, está plagada de actuaciones como las que ofrecerá, a finales de este mes, en el Teatro Calderón de Valladolid, donde cantará La Cenerentola de Rossini los días 26, 20 y 30 de marzo. Le siguen una gira con la orquesta barroca francesa Ensemble Mateus por toda Europa o la actuación que ofrecerá en la Expo de Zaragoza, el Día de España, con la Orquesta Nacional.

A Granada, su tierra natal, y en cuyo Festival de Música y Danza actuó el año pasado, asegura que "volvería todos los años": "Se trabaja fenomenal, la gente del Festival es estupenda, Enrique Gámez -su director- está haciendo un trabajo fenomenal con ese festival, y está trayendo cosas y gente muy interesante".

Con respecto al futuro Espacio Escénico de Granada, que albergará espectáculos de danza y ópera, Zapata ve "fenomenal" que al menos hayan comenzado los primeros trámites de la obra. La inexistencia de un espacio escénico en Granada es, a juicio del tenor, algo muy perjudicial "incluso para el propio festival, que se ve subyugado al Palacio de Carlos V, que no es un espacio escénico propiamente dicho". Por ello, ha confiado en "que los políticos, de una vez por todas, se pongan las pilas y lo saquen adelante por el bien de Granada, que, por su trayectoria de siglos, debería ser la capital cultural de Andalucía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios