Medio siglo de maullidos

  • El estreno en EEUU de 'La gata sobre el tejado de zinc' cumple 50 años

Acaba de cumplirse el medio siglo del estreno en EEUU de Cat on a Hot Tin Roof (La gata sobre el tejado de zinc), todo un clásico de Hollywood, candidato a seis premios Óscar que contó con unos magistrales Paul Newman -excelente oportunidad para volver a ver su azul y penetrante mirada- y Elizabeth Taylor como pareja protagonista.

La historia arranca con la fiesta del 65 cumpleaños de Harvey Pollitt (Burl Ives), el patriarca de una adinerada familia del sur de EEUU, pero cuando el clan se entera de que éste sufre un cáncer terminal, comienzan a aflorar las tensiones sobre cómo se dividirán la herencia. Entretanto, Brick (Newman), el hijo predilecto de Pollitt y ex estrella del fútbol americano, se refugia en el alcohol mientras Maggie (Taylor), su esposa, le recrimina su falta de deseo sexual y la obsesión que tiene con su mejor amigo, quien se suicidó.

Las falsas apariencias, las relaciones paterno-filiales, el amor, el rencor y la envidia encontraron en esta obra de la Metro-Goldwyn-Mayer una de sus máximas expresiones de la mano del director y escritor estadounidense Richard Brooks. El filme, una adaptación de la obra teatral homónima de Tennessee Williams por la que éste recibió el premio Pulitzer en 1955, recibió las nominaciones al Mejor Actor (Newman), Mejor Actriz (Taylor), Mejor Fotografía (William H. Daniels), Mejor Director (Brooks), Mejor Guión Adaptado (Brooks y James Poe) y Mejor Película. Brooks volvió a adaptar a Williams en Dulce pájaro de juventud (1962), con Newman y Geraldine Page.

La producción teatral original, estrenada en Broadway (Nueva York) el 24 de marzo de 1955 y dirigida por Elia Kazan, contó con Ives y Madeleine Sherwood en los papeles que repitieron después en la película, aunque Ben Gazzara, que encarnó entonces a Brick, rechazó el papel para el cine, igual que hizo Elvis Presley. Barbara Bel Geddes fue la encargada de dar vida a la gata Maggie en la versión teatral.

A pesar de que fue uno de los éxitos del año en EEUU -recaudó unos 26 millones de dólares a partir de un presupuesto de sólo 3 millones-, Tennessee Williams nunca se mostró satisfecho con la adaptación realizada por Brooks, en parte porque la homosexualidad latente de su obra quedó prácticamente erradicada en la adaptación cinematográfica. "Esta película hará que la industria del cine retroceda 50 años", dijo Williams. "¡Iros a casa!", les gritó a las personas que aguardaban en una cola para entrar al cine.

Esa fue la razón también por la que George Cukor rechazó la oferta de la Metro para dirigir la cinta, cuyo papel protagonista femenino fue pensado en principio para Grace Kelly y Lana Turner.

Hoy día la obra de Williams se sigue representando en Broadway con un reparto lleno de actores negros, en los que destaca la presencia de James Earl Jones y Terrence Howard, dirigidos por Debbie Allen.

Antes de eso, hubo nuevos estrenos en 1974, con Elizabeth Ashley y Keir Dullea; en 1990, que supuso el debut teatral de Kathleen Turner; en 2003, con Ashley Judd y Jason Patric, y un año después, con Mary Stuart Masterson.

Incluso la televisión lanzó dos producciones de la obra: la primera, en 1976, protagonizada por el matrimonio que por entonces formaban Natalie Wood y Robert Wagner, y una segunda, en 1985, con Jessica Lange y Tommy Lee Jones al frente del reparto. Ya lo decía Taylor a pregunta de Newman en la cinta: "¿Cuál es la victoria de la gata sobre el tejado de zinc?". "Supongo que permanecer en él, tanto como pueda".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios