El Parque abre sus Ventanas de este año con 'Tras los pasos perdidos'

  • Grupos de las nueve universidades andaluzas mostrarán el próximo año y medio sus trabajos · La Universidad de Jaén inaugura el espacio con un proyecto arqueológico

Hace más de 2.000 años, durante la II Guerra Púnica, se enfrentaron en una singular batalla el ejército cartaginés liderado por Asdrúbal Barca y el romano, a las órdenes de Escipión el Africano. Hasta hace poco se creía que aquel enfrentamiento había tenido lugar en Bailén pero una reciente investigación de la Universidad de Jaén ha encontrado, a través de modernas técnicas de análisis arqueológicos, importantes vestigios de la batalla en otra zona conocida como el Cerro de las Albahacas, en la sierra de Cazorla. Ahora "es posible reconstruir aquel enfrentamiento y localizar exactamente cuáles fueron los movimientos de los ejércitos" en el 208 a.C.

El Parque de las Ciencias vueve a abrir sus Ventanas tras el éxito de la anterior edición con la presentación de la programación para los próximos dos años. Se trata de un proyecto que pone al alcance de la mano del público que asista las principales líneas de investigación de las universidades andaluzas con temáticas que influyen directamente en la vida cotidiana como la arqueología, el mar, la genética o la robótica. El Centro de Arqueología Ibérica jiennense, que dirige Arturo Ruiz, fue ayer el encargado de inaugurar la primera ventana de la temporada bajo el título Tras los pasos perdidos.

No se trata de una metáfora. Quienes visiten el Parque durante los dos próximos meses podrán ser testigos de los pasos dados por el ejército de los legionarios romanos y recrear la histórica contienda a través de un sistema táctil diseñado especialmente para la Ventana. El hallazgo, por ejemplo, de las tachuelas de las sandalias de los soldados sitúa sus movimientos y sus campamentos. Algunas de esas tachuelas podrán verse en la Ventana junto a otros objetos encontrados en las excavaciones como monedas, clavos, chisqueros, fíbulas y anillos del campamento de Asdrúbal o dardos, jabalinas, puntas de lanza y fragmentos de vaina de espada del escenario de la contienda.

Ruiz, que ayer asistió a la presentación, explicó que para la localización de la batalla de Baecula se ha diseñado una herramienta informática, el SIG Baecula, que combina técnicas de GPS, así como ortografías del terreno y mapas, además de otros instrumentos como microscopios o detectores de metales, "que a pesar de ser una herramienta habitualmente relacionada con los robos arqueológicos" también sirve a las órdenes de los arqueólogos.

Además del proyecto de la Batalla de Baecula, en la Ventana de Jaén se podrán conocer los resultados de otras dos intervenciones arqueológicas. Por un lado la de Piquía (Jaén), donde se ha encontrado un altar funerario del siglo I a.C. con un ajuar principesco, y la de Tutugui (Granada), una necrópolis ibérica que se está reexcavando en la actualidad. Como explicó ayer el director del Centro de Arqueología Ibérica, "en el pasado, los arqueólogos excavaban y se iban. Ahora queremos volver a reexcavar la zona para que todo el mundo la conozca y ponerla en valor". Este tipo de actividades suponen para Arturo Ruiz una oportunidad: "Por fin nos ven y nos oyen".

Éste es precisamente uno de los objetivos de las Ventanas. El director del Área de Ciencias del Parque, Javier Medina, destacó que entre sus finalidades están "acercar a la sociedad las líneas de investigación de nuestras universidades, mostrar la importancia del I+D+i y fomentar las vocaciones científicas". El rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parra, subrayó también "la fortaleza de la Universidad andaluza en investigación", al igual que la vicerrectora de Investigación de la UGR, Mª Luisa Calveche, para quien este espacio puede considerarse como un "seguimiento a la inversión en investigación que realizamos todos". "Es anacrónico", dijo, seguir pensando en el científico "como una persona encerrada en su laboratorio rodeada de tubos de ensayo"; estas Ventanas adaptan la investigación del laboratorio a un espacio de cincuenta metros cuadrados con Ciencia en vivo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios