"Este 'Poeta' es el espectáculo que más me ha aportado como artista"

  • La bailarina y coreógrafa Blanca Li vuelve al escenario que más le inspira para gestar de nuevo una obra maestra de la danza que este año no ha parado de recibir premios

Poeta en Nueva York ha sido la varita mágica que ha convertido este año a Blanca Li en la primera dama de la danza. Se trata de un espectáculo -el único- que la bailarina y coreógrafa granadina ha creado en su ciudad, ideado especialmente para verse con los cipreses del Teatro del Generalife como telón de fondo y que desde su estreno el 19 de julio del año pasado no ha dejado de recibir premios y el reconocimiento unánime de la crítica de todo el mundo.

"Yo nunca había tenido tantos premios en mi vida. Este año ha sido una pasada, ha estado lleno de recompensas. Para mí es muy emocionante porque es el primero que creo en Granada en mi vida. Poeta es el espectáculo que más me ha aportado como artista a nivel de reconocimientos; no sé si será casualidad o que realmente la inspiración se ha notado más al trabajar en mi ciudad", aseguró ayer la bailarina .

Y es que son muchas las similitudes que, además, unen a Blanca Li con el propio Federico García Lorca. Al igual que el poeta, ella se marchó muy joven a vivir a Estados Unidos, donde conoció de primera mano la grandeza de una ciudad para la que no ha tenido que inventar decorados: "Me fui a Nueva York con mis tres hermanos cuando tenía 17 años y un montón de sueños. Chus (Gutiérrez) quería ser cineasta, Tao (Gutiérrez) músico y yo bailarina, y hoy todos hemos conseguido vivir de nuestras pasiones. Tengo una infinidad de recuerdos en mi cabeza y sé perfectamente las imágenes que me valen para contar la energía de las calles neoyorquinas sin tener que recurrir a diapositivas. La vida que tuvimos allí y todo lo que la ciudad nos aportó en una época en la que te estás formando como persona nos ayudó a aprender a luchar en el mundo".

Pero pese a todas las circunstancias artísticas y personales que la acercan a Lorca y a la ciudad de los rascacielos, Blanca Li reconoce que el primer sentimiento que le embargó al pensar en llevar a escena Poeta en Nueva York fue el "miedo". La obra es una de las más "difíciles" de Lorca y recuerda que le tuvo que dar "vueltas y más vueltas" a cada uno de los conceptos que quería trasladar a escena, que se llegó a convertir casi en una obsesión.

En esta aventura de poner sobre las tablas todo el mundo de sensaciones con el que Lorca se encontró a su llegada a la gran ciudad le ayudó mucho conocer al milímetro el espacio para el que estaba diseñado el montaje. "El Teatro del Generalife es el escenario donde mejor me encuentro como artista y también como persona. Poeta en Nueva York se creó para este lugar en concreto, y aquí es donde encuentra su forma inicial, es donde mejor está y donde más brilla. Estar aquí nos aporta a todos una dimensión fabulosa, aquí el decorado es real, forma parte del hábitat natural. El verano pasado nos dejó un recuerdo muy bello y ninguno nos esperábamos volver esta año, así que estamos encantados con el reencuentro", explicó la bailarina.

Li acaba de llegar del Festival de la Villa de Madrid, donde ha presentado como directora del Centro Andaluz de Danza (CAD) un montaje formado por una decena de coreografías que reflejan la diversidad de las enseñanzas que se imparten en la institución y del que se ha venido con una sonrisa. "Lo bueno ha sido que mucha gente que no sabía el trabajo que estábamos haciendo en el CAD ahora ya lo sabe y también se está empezando a hablar cada vez más de los bailarines. Es importante que se conozca nuestra labor porque el Centro cada vez se está abriendo más a las diferentes técnicas y ya hay bailarines nuestros que están saliendo con un nivel muy bueno y que están siendo de lo mejor que se ve sobre los escenarios", señaló. ¿Su principal cometido? Pasa por hacer que el CAD se reconozca como un "lugar real de formación de profesionales" para que permita así que los bailarines que van saliendo de Andalucía encuentren trabajo en compañía tanto nacionales como internacionales. "Es importante asentar las bases. Pasar de la vida de estudiantes a la vida profesional siempre es difícil, pero si eres un buen profesional en tu campo encontrarás trabajo. Nuestra responsabilidad pasa por crear buenos profesionales, gente que tenga un nivel técnico. Queremos que nuestros bailarines sean de lo mejor cuando vayan a una audición, y para eso no hay más secreto que trabajar, trabajar y trabajar todos los días, contar con los mejores maestros y darles una formación lo más completa posible", argumentó la directora.

Tras su segundo paso por Granada con Poeta en Nueva York, Li se adentrará de lleno en los últimos detalles de su próxima creación. Se trata de un musical coplero que se estrenará en octubre en el "Broadway de la Gran Vía" ambientado en una clínica de "desintoxicación del amor".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios