El Psico Ballet Maite León crea en Granada SuperarT

  • El resultado del Taller de voz, percusión, ritmo y discapacidad se podrá ver en el Teatro José Tamayo el próximo sábado, con piezas cortas cargadas de fuerza

A veces la mente supera al cuerpo y lo desmiente. No importa la capacidad o discapacidad física cuando una alumna entra a un taller de danza mirando al suelo y sale de él esbelta. La Fundación Psico Ballet Maite León lo demuestra después de más de veinte años formando a personas con alguna discapacidad: la danza, el teatro, el maquillaje y la voz desarrollan el movimiento y la creatividad por encima de parálisis, autismos y todo tipo de enfermedades raras o genéticas. "No es terapia, es arte".

La compañía madrileña, habitual desde hace varios años del Festival de Música y Danza, crea en Granada la Asociación SuperarT con el objetivo de facilitar la integración de las personas con discapacidad -desde los cinco años-; una idea que surgió del Taller de Artes Escénicas y Discapacidad que se realiza dentro de los Cursos Manuel de Falla. Ayer la presentaron sus fundadoras: Gabriela Martín León -directora de Psico Ballet Maite León- Mercedes Abellán, María del Mar Cruz, María del Pilar Sierra, Macarena Fernández y Pilar Gómez. Profesionales de diversos ámbitos como la danza, el teatro, el clown y, por supuesto, la psicología.

Como explicó Gabriela Martín León, "se entiende el arte como una forma de comunicación y de expresar" la magia, la fuerza o los matices de cada uno de ellos. Su madre, Maite León, profesora de danza, tuvo una hija con discapacidad y probó a desarrollar sus capacidades psíquicas y físicas utilizando las técnicas que empleaba con sus alumnos en clase. Tras ver los resultados, creó un método de enseñanza que hoy, desaparecida León, otra de sus hijas imparte por toda España. Gabriela coordina el curso Manuel de Falla Taller de voz, percusión, ritmo y discapacidad. El resultado, después de cinco días, se podrá ver el próximo 5 de julio en el Teatro Municipal José Tamayo con piezas cortas donde la percusión será la protagonista.

Los 24 alumnos que asisten al taller pondrán en escena un espectáculo basado en lo aprendido durante los cursos: proyección de la voz, control de la respiración, interpretación, sonido y silencio en la percusión corporal e instrumental... con la ayuda de profesores de prestigio como Farid Zodan, bailarín, coreógrafo y percusionista.

El objetivo, según explicó Abellán, es "ser, estar, sentir y creer para crear un espacio mágico a través del arte y decir que existimos y somos visibles". Crece el conocimiento, la autoestima, la conciencia del cuerpo y la creatividad. María del Mar Cruz puso un ejemplo de superación: "Me llamó la atención especialmente una de las alumnas que entró con la cabeza baja, mirando al suelo, el primer día de los cursos -la asociación nació hace dos meses- y ahora sale de ellos esbelta". Es la realidad de un arte que convierte la discapacidad en otra cosa, "cambia el concepto. Hay belleza en la universalidad del lenguaje".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios