Recuerdos de Angola

  • El artista africano Claudio Mambi expone una colección de treinta obras que trascienden a la memoria de su tierra natal

Los recuerdos de una tierra añorada, las personas de una época pasada y los colores que hablan de África: la espiritualidad en pintura. Con estas palabras describe el artista angolense Claudio Mambi las sensaciones que pretende transmitir a través de su obra que expone en la Galería Toro hasta el 14 de enero.

En el corazón de África Mambi recuerda su tierra natal, de la que se marchó hace 20 años, una muestra en la que plasma a través de la pintura las imágenes que permanecen aún vivas en sus pensamientos. La figura de la mujer y la familia toman el protagonismo en sus cuadros ya que "es la mujer la que está más presente en los poblados y en los recuerdos de mi tierra", señala el artista. La exposición, que se caracteriza por un estilo figurativo y realista, se compone de una treintena de piezas de distintos tamaños, once de gran escala y dos series de ocho cuadros medianos y de pequeño formato que forman parte de una selección del trabajo más reciente del pintor.

Títulos como Refugiado, Mujer pigmeo y Noche de fiesta son algunos de los cuadros más significativos de la muestra. Según el artista, "son imágenes muy marcadas" que le recuerdan a "las fiestas que se hacían por la noche alrededor del fuego". Define su forma de trabajar como un "trance" donde no se deja llevar por los modelos sino por lo que siente en aquel momento. "Un trabajo espiritual", enfatiza.

Todo lo expresa a través de la figura humana y los paisajes, "algunos que ya no existen", pero que aún permanecen en su memoria. Muestra una predilección por destacar en su obra el movimiento, los gestos y los tonos. La técnica de elaboración que emplea en es sobretodo "manual", es decir, utiliza sus manos como herramientas evadiendo el uso de los pinceles. Esta forma de pintar forma parte del "rito" que dice llevar a cabo en su pintura: "El contacto con el cuadro me vincula más con mi trabajo, es una especie de rito u obligación que si no lo sigo no vería completada mi obra".

A partir de los cuatro elementos de la naturaleza: la tierra, el agua, el fuego y el aire, el artista extrae los materiales de los que se sirve para la confección de su obra. La arena, los polvos de caoba, los pigmentos de color natural de raíces y piedras; materiales que trabaja sobre lienzos y maderas. Colores térreos como los ocres y marrones, los rojos y anaranjados; una gama cromática que pone de relieve un espíritu natural y auténtico que retorna a sus raíces.

Claudio Mambi es pintor e ilustrador, cursó estudios de arte en la Universidad de Luanda y la Facultad de Bellas Artes de Cuba. Actualmente vive y trabaja en Madrid.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios