El Reino de Rodin

  • El arte contemporáneo más universal se cuela en el paisaje urbano de Granada. Siete monumentales esculturas de bronce del maestro francés ocupan Puerta Real hasta marzo

Un Pensador imponente, majestuoso y solemne gobierna ahora el Reino de Granada. Ante él, seis hombres abatidos y resignados, Los burgueses de Calais. La ciudad recibe una visita "de lujo", El arte en la calle de Auguste Rodin. Hasta el 24 de marzo la Fuente de las Batallas estará ocupada por siete esculturas monumentales del creador francés. Tras su paso por Málaga y Palma de Mallorca, la exposición itinerante sella su viaje en Puerta Real.

Auguste Rodin soñaba con que el arte descendiera al nivel de los ciudadanos. Aunque sus ideas fueron muy criticadas en su época, ahora se ha hecho realidad: el Ayuntamiento de Granada y la Obra Social de la Fundación La Caixa presentaron ayer las siete esculturas que han viajado del Musée de París al centro de la capital "para sacar el arte de las salas de exposiciones y acercarlo al ciudadano". La iniciativa cumple la voluntad del maestro francés, que concibió las piezas para ser expuestas al aire libre sobre grandes pedestales. "Después", explicó el secretario general de la Fundación, Luis Reverter, "el escultor luchó para que se colocaran al nivel de la gente, sobre plataformas sencillas", para que el público pueda penetrar la esencia de la obra, "lo que desgraciadamente no pudo ver en vida". Solo tras de la Segunda Guerra Mundial, Los burgueses de Calais descendieron al raso en el municipio francés y en los posteriores traslados a París, Filadelfia y Tokio.

Para el alcalde, José Torres Hurtado, la exposición de Rodin será uno de los acontecimientos culturales del año: "Granada es una ciudad en la que el arte vive en la calle". Y, en este caso, privilegiada, ya que sólo tres ciudades españoles forman parte de la muestra itinerante de Rodin.

De todas las esculturas, el icono es El pensador, una pieza que el artista comenzó a trabajar a partir de 1880 cuando recibió el encargo de crear en París una Puerta del infierno. Pensó incluir en la composición una figura de Dante que dominara la Puerta y contemplara bajo sus pies el desarrollo de la tragedia de la Divina Comedia. La figura, originalmente titulada El poeta, se convirtió en El pensador. Rodin quiso incluir la figura del propio Dante en una actitud reflexiva que terminaría cobrando vida propia. La pieza que se muestra en Granada fue la primera que aumentó en tamaño basándose en un modelo original de 71 centímetros del que llegaron a realizar hasta once nuevas esculturas. Con 650 kilos de peso, fue el modelo inspirador que se inauguró en 1906 frente al panteón de París.

El grupo de los seis héroes instalados sobre un pedestal es el trabajo que realizó el artista francés para conmemorar el acto insólito de los seis "notables" que aceptaron entregarse ante Eduardo III en camisa, con la cabeza y los pies desnudos y una cuerda al cuello, presentándole las llaves de la ciudad. Se trata del episodio de la devoción heroica de los burgueses, uno de los más célebres de la historia de Francia durante la Guerra de los Cien Años en la que se enfrentó con Inglaterra.

obras originales

Los primeros curiosos se acercaron ayer a ver las obras. Bien por causalidad o bien por una profunda admiración hacia el trabajo de Rodin, se quedaron atónitos por la grandiosidad de las piezas. "Esto es alucinante", le comentaba una mujer a un amigo a través del móvil mientras observaba la figura de El pensador. Otros confesaban haber visto antes las esculturas en el Musée de París y una gran mayoría se preguntaba si las obras eran originales o se trataban de "meras copias". Y es que para muchos era difícil creer que unas esculturas tan valiosas puedan contemplarse en plena calle. Pero son "absolutamente originales". Ahora, es la vía pública la que sirve de escenario para contemplar una muestra universal con piezas únicas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios