La sala Rey Chico muestra imágenes de espacios en desuso

  • Airam Amezcua dirige una mirada intimista a lugares de la ciudad que fueron instalaciones industriales

La sala del centro municipal de arte joven Rey Chico expone una serie de treinta fotografías de espacios abandonados de la provincia de Granada. Silencios, titulo de la muestra, hace un recorrido intimista por un conjunto de instalaciones industriales en desuso. El objetivo de su autora, la artista Airam Amezcua, es invitar al espectador al recogimiento y a reflexionar sobre nuestra procedencia a partir de las huellas del pasado.

Los lugares seleccionados para la muestra son, entre otros, la azucarera San Isidro de Bobadilla, la antigua cementera de Atarfe, las minas de Alquife, la azucarera del Pilar de Motril y el sanatorio de la Alfaguara. Las imágenes fueron captadas entre 2007 y 2010 con cámara reflex digital y tratadas al blanco y negro.

Graduada en Comunicación Audiovisual, Airan Amezcua ha expuesto en diferentes salas de las provincias de Jaén y Granada. Su último trabajo fotográfico, Cáncer y vida, ha contado con el apoyo de entidades relacionadas con esta enfermedad.

El concejal de Juventud, Juan Francisco Gutiérrez, animó a los ciudadanos a visitar la muestra a fin de que comprueben la calidad de los creadores jóvenes y la variedad de estilos que se suceden en la sala Rey Chico. La exposición en la que la autora dirige una mirada intimista a lugares que fueron instalaciones industriales para reflexionar sobre el silencio y la huella del pasado durará hasta el día 26 de febrero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios