Robin Gibb cumple 60 años sin saber aún "qué es la suerte"

  • La música del cantante de Bee Gees suena todavía en las emisoras de radio

Comentarios 2

Es probable que el cantante de los Bee Gees, Robin Gibb, no esté hoy del mejor humor para celebrar su 60 cumpleaños. Su vida sentimental está pasando por un mal momento, sobre todo desde el nacimiento de su hija, fruto de una relación extramatrimonial. Y la tristeza ensombrece ese día del calendario desde que en 2003 falleció su hermano gemelo Maurice de un infarto.

En 1958, ambos formaron junto a su hermano Barry el exitoso trío Bee Gees, cuyos inolvidables hits como Saturday Night Fever o Stayin'Alive aún siguen sonando en clubs y emisoras de radio. "Da igual el éxito que uno tenga y el dinero que gane, al final del día, uno está siempre solo", afirmó hace tiempo en una entrevista el multimillonario Gibb, tras sufrir varios varapalos del destino. En su caso, el dinero no da la felicidad: "No sé lo que es la suerte", confesó.

Es posible que al decir aquello pensara también en su hermano menor, Andrew -Robin era el mediano de cinco hermanos-. El benjamín de los Gibb falleció a la edad de 30 años de un fallo cardíaco, aunque las drogas y el alcohol también le habían pasado factura. Un problema del que Robin tampoco se libró. Este sensible y delgado hippie con sus míticas gafas de cristales tintados de azul se convirtió en la atracción de los Brothers Gibb, que en inglés se abrevió como Bee Gees. El trío vendió más de 200 millones de discos y sus temas fueron interpretados en unas 6.500 ocasiones por otros artistas (los últimos fueron Take That con su versión de How Deep Is Your Love).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios