Rompiendo fronteras

Otro de los talentos ocultos de la nueva América es el joven Zach Condon, que bajo el nombre de Beirut se dedica a practicar una música sin lindes. En 2006 su disco de debut, Gulag Orkestar, fue una de las sorpresas del año. Desde Albuquerque, Nuevo México, se destapó con un compendio de pop de los 50, música balcánica e indie pop de corte dramático, escuela Decemberists o Magetic Fields. Su nuevo disco se presenta como doble EP. El primero es un exuberante torrente de vientos del Este grabado en Oaxaca, mientras que en el segundo reúne seis piezas de orfebrería electrónica grabadas en casa con voz engolada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios