Últimos detalles a 'La venta del paraíso'

  • El realizador Emilio Ruiz Barrachina ultima el rodaje de su nueva película

Sumergido de lleno en la dinámica del rodaje vive estos días el cineasta Emilio Ruiz Barrachina, que se encuentra en la última fase de grabación de su próximo filme, La venta del paraíso, una película, dice, "muy novedosa tanto en lo formal como en el contenido".

La mexicana Ana Claudia Talancón, que saltó a la fama por El crimen del padre Amaro, protagoniza un largometraje narrado "en varios planos" y en el que, según explica Barrachina, "todo puede ser real. O no".

Esta película "un poco loca" que transcurre en "un mundo muy fantástico" adornado con grandes dosis de comedia, narra la historia de un grupo de inmigrantes que, en su deseo de regresar a su país de origen, "se organizan para cometer un crimen menor", añade.

Encantado con la labor de su protagonista, de la que alaba su capacidad para cambiar de registro y asumir un rol tan diferente a los que había interpretado hasta ahora, el cineasta madrileño considera que Talancón es "la actriz mexicana que va a recoger el legado de Salma Hayek".

Ella, muy agradecida con la comparación, matiza que prefiere ser "la primera Ana Claudia y no la segunda de nadie" antes de explicar que su carrera todavía está comenzando y que todavía le quedan muchos papeles por rodar.

Caracterizada como Aura María, la inmigrante a la que da vida en la ficción de Barrachina, Talancón describe a su personaje como una mujer "que llega huyendo de su pasado" y encuentra en Madrid la fuerza "que no sabía que tenía", un sentimiento que le hará plantearse volver a México para resolver sus asuntos pendientes. Al igual que ella, la actriz mexicana de raíces españolas se describe como una mujer fuerte y femenina, "que decide tomar las riendas de su vida".

De Emilio R. Barrachina destaca su forma "tranquila de dirigir", que se ha impregnado en el ambiente de un rodaje del que recuerda las bajas temperaturas que soportaron los primeros días en las tomas exteriores. "Ahora que estamos en el decorado todo va a ser mucho más ágil y rápido", afirma convencida.

Otro de los actores que forman parte del reparto, Juanjo Puigcorbe, recorre el piso donde ruedan disfrazado de fémina, un atuendo cuyo origen prefiere no desvelar, puesto que se va desvelando en el transcurso del filme. "Esto de ir de mujer es muy sufrido", bromea en la zona de vestuario después de definir a La venta del paraíso como una producción "de realismo mágico" acuñada en el estilo del director, que escribió el guion junto a Gonzalo Suárez y Andrés Acevedo.

"Da mucha libertad a los actores", comenta acerca del cineasta madrileño Puigcorbe, quien desea cerrar de una vez por todas el tenso capítulo que vivió el año pasado con varios medios de comunicación. "Prefiero no hablar de eso porque ellos se alimentan de lo que yo pueda decir", zanja.

Por su parte, Carlos Iglesias, que interpreta a "una especie de Sancho Panza" que siempre se presta a ayudar a los demás, subraya "el mundo onírico" creado por la fantasía de la protagonista en el que transcurre la acción.

La venta del paraíso, cuya grabación finaliza el 10 de marzo, se presentará, según su director, en alguno de los grandes festivales que se celebrarán después del verano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios