Valdivieso canta en 'Poesía en el Laurel' con la voz de sus amigos

  • El certamen, que se inauguró ayer en San Luis el Real de la Zubia, reunió a un nutrido grupo de poetas y músicos que quisieron recordar al desaparecido cantautor

Comentarios 1

"Y me alejaré, acariciando el silencio/y sintiendo que se muere el amor". Así se marchó el poeta y cantautor granadino Esteban Valdivieso el pasado 14 de febrero, como en la letra de su canción. Pero el silencio se rompió a voces de música y metro en la velada de ayer, ya que Poesía en el Laurel le dedicó su inauguración a este creador de la música y el verso. Los jardines del Laurel, en el convento de San Luis el Real en la Zubia, acogieron a los amigos de Valdivieso, que le rindieron un homenaje sin tintes de melancolía, sino reviviendo su presencia, su música, sus palabras. Estuvo más que nunca entre los asistentes con su eterna guitarra, en la voz y manos de artistas de la talla de Antonio Fernández Ferrer, Enrique Moratalla o Elodia Campra.

El público -más de 600 asistentes- recibió a la entrada como obsequio un álbum recopilatorio con las trece mejores canciones extraídas de su discografía, editado por la organización del Festiva; y un cuadernillo con palabras dirigidas al juglar de la Alhambra, en el que colaboraron Tato Rébora, Enrique Moratalla, Miguel Ángel González o Antonio Fernández Ferrer. Todos amigos y compañeros del cantautor.

La alcaldesa de La Zubia, Mercedes Díaz Aróstegui, dio la bienvenida al auditorio y presentó el programa de Poesía en el Laurel para los dos próximo martes, que contarán con las actuaciones de Carmen París y la de Georges Moustaki, que cerrará la edición de este año el próximo día 27 de agosto.

Inició el homenaje dirigiéndose a la esposa del cantautor desaparecido, allí presente, junto a sus amigos, compañeros y miembros de la cultura que asistieron al recital. Pedro Enríquez, poeta y director del festival, leyó una prosa poética llena de imágenes con las que dibujó recuerdos y vivencias compartidas con Valdivieso. "Siempre volvemos a la antorcha de las palabras", relató, y con esas palabras describió al poeta como "una raíz de caricias, una corteza de cinturas, un bosque de vida".

La escritora Eva Velázquez, dio paso a la música con su presentación. Antonio Fernández Ferrer primero, que conmovió cantando en solitario, y luego acompañado de su esposa Adelina Ortga con canciones del homenajeado. Enrique Moratalla y el guitarrista Vicente Coves continuaron con el acto. Aurora Moreno junto a los músicos Nono García, Ramón Aparicio y Miguel A. Orra, terminaron el acto musical. En los tres bloques intervino Elodia Campra para recitar las canciones que entonaban los músicos. Ella había acompañado a Valdivieso de la misma manera en numerosas ocasiones. La poesía se revestía con las notas a lo largo de la velada, interrumpida la cadencia, sólo con los aplausos del público.

Juan de Loxa, conductor del programa de radio Manifiesto Canción del Sur, que fue un hito en los 70 y donde participaron Carlos Cano, Esteban Valdivieso, Enrique Moratalla y toda esa generación de cantantes granadinos, tomaron el pulso con sus voces.

Loxa fue el encargado de cerrar las intervenciones. El acto concluyó con imágenes del propio Valdivieso proyectadas en el escenario acompañando a los aromas del laurel a través de la megafonía, recordando esos momentos en los que sí que estuvo en persona entre esos amigos que anoche lo recordaron. Valdivieso ahora descansa en lugar de las musas, pero vive en los corazones de muchas personas y en la cultura granadina a través de su obra, que lo hará cantar una y otra vez sin dejarlo nunca en "el silencio".

El próximo martes será la voz de Carmen París y la poesía de José Carr la que resonará entre los muros del jardín. Continúa así la tercera edición de este festival que nació de la ilusión de Enríquez y su amor por la poesía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios