Las acuarelas de Bertuchi abren el Mes de Marruecos

  • La Fundación CajaRural en colaboración con la Esuela de Estudios Árabes expone una colección de medio centenar de obras del artista granadino de principios del siglo XX

Una exposición que reúne medio centenar de acuarelas del reconocido pintor granadino Mariano Bertuchi abre los actos del Mes de Marruecos organizados por la Escuela de Estudios Árabes. La estrecha relación que guardó Bertuchi con la ciudad de Granada y su dedicación al retrato de la cultura marroquí ha llevado a la Fundación Caja Rural, en colaboración con la Fundación Árabe, a traer la exposición que rindió homenaje al pintor en el cincuenta aniversario de su muerte en Marruecos. La muestra, que ha recorrido cinco ciudades marroquíes, y ha pasado por la Fundación Tres Culturas de Sevilla y el Museo de Ceuta llega a Granada para celebrar el Mes de Marruecos.

Mariano Bertuchi. De Granada a Marruecos, de la Medina a la Alhambra reúne el trabajo que realizó el pintor en el primer tercio del siglo XX, una obra en la que trata magistralmente la luz, el color y las sombras, y revela la profunda huella que Marruecos dejó en el pintor, granadino de nacimiento, que residió en Tetuán durante buena parte de su vida. Las cincuenta acuarelas que integran la muestra forman parte de la colección privada que la familia Bertuchi ha concedido en esta ocasión a la Sala Zaida y la Escuela de Estudios Árabes para su exposición conjunta: la muestra se reparte en los dos espacios, con 28 y 22 acuarelas respectivamente. "Escenas de la vida cotidiana de Tetuán, Chauen, Fez, Tánger y Rabat protagonizan los cuadros en los que destacan las fachadas, sus gentes, las calles y sus zocos, los paisajes y arcos caraterísticos de su arquitectura". Así lo explicó ayer el nieto del pintor, Mariano Bertuchi Alcaide, en el recorrido que ofreció a través de la muestra en el acto de inauguración. De pequeño y mediano formato, las acuarelas retratan, entre otros aspectos, la entrada de las tropas españolas en Chauen y, en su mayoría, vistas de la ciudad de Tetúan desde distintas perspectivas.

Pero Bertuchi no era sólo un pintor de paisajes. Como reportero gráfico también fue uno de los más importantes ilustradores de carteles para difundir la imagen del Protectorado Español en todo el mundo. Para Bertuchi, Marruecos no fue sólo una exótica pieza de arte. Constituyó también un elemento fuertemente vinculado a su historia personal, fue su país de adopción, la tierra a la que se dedicó, por la que trabajó y luchó hasta el final. Además de labor artística, el pintor destaca por su gran labor social: fue el creador de la Escuela de Bellas Artes de Tetuán.

mes de marruecos

El ciclo de actividades que convoca la Escuela de Estudios Árabes con motivo del Mes de Marruecos arrancó ayer con un pasacalles del grupo Gnawa, que desde el Paseo de los Tristes deleitó al público con su música hasta llegar a la Fundación, dando paso a la inauguración de la muestra. La programación que tiene prevista el centro hasta el 26 de febrero acoge encuentros de cine, música y conferencias. Para empezar, el grupo Altair Esemble ofreció ayer un concierto de música marroquí y andalusí en el salón de actos de la escuela y mañana la cantante Samiri Kadiri actuará a las 19.00 horas. La escuela proyectará tres filmes los días 19, 20 y 21: La plage des enfants perdus, Mille mois, y Le gosse de Tanger, a las 19.00 horas. Los días 25 y 26 acogerá dos conferencias de la mano de Abdeluahed Akmir, director del Centro de Estudios al-Andalus y Leila Chafal, presidenta de la Unión de escritores marroquíes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios