Los ambiguos procesos de la pintura

Ya hemos mencionado en estas páginas la labor heroica llevada a cabo por Rosa Moreno en la galería Casaborne de Antequera. Si es difícil afrontar lo que conlleva una galería de arte en estos tiempos de debilidad económica, mucho más difícil es asumirlo si se tiene en cuenta que el arte contemporáneo es algo de muy escasas minorías y que llega hasta muy pocos. Si a esto se le suma que Antequera es un pueblo sumido en los inamovibles esquemas de la tradición, de espaldas a la modernidad y consumiendo los efluvios pretéritos de un tiempo que quieren mantener eterno, el mantener abierto en la bella ciudad del Torcal un espacio descaradamente escorado hacia el arte contemporáneo es algo digno de alabar y de lo que pocos pueden enorgullecerse. Casaborne viene afrontando en solitario tal realidad y luchando contra mil elementos. Pero con una codicia digna sigue aportando clarividencia y dejando constancia que el arte contemporáneo también existe, incluso en los bellos espacios de una ciudad como Antequera.

Con una programación seria y rigurosa, con una apuesta total y absoluta por los postulados más comprometidos de lo contemporáneo, apostando claramente por los buenos artistas que tienen algo que decir y sin dar demasiados guiños al sol, Casaborne mantiene intactos los planteamientos de un arte hacia delante. Y así nos encontramos con esta exposición de una artista expectante que pisa con firmeza los complejos territorios de una pintura que ella dota de entidad y que sabe sacarle todo el partido posible.

María Acuyó, salida de los inquietantes proyectos artísticos que actualmente tienen lugar en Granada, nos plantea una pintura que bucea en los desarrollos espinosos que transcurren en esa dualidad - todavía insalvable - de lo figurativo y lo abstracto. La joven artista da un paso más y afronta el asunto con una pintura que es abstracta pero que reivindica formas, referencias, estados y modos representativos. Una amalgama que recuerda biomórficas estructuras expanden su colorista proceso que busca encuentros inesperados en un espectador que forma, también y sin quererlo, parte de la situación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios