El cine andaluz celebra su vitalidad en los premios Asecan

  • Los críticos eligen 'After' como la mejor cinta andaluza de 2009

El cine andaluz reivindicó el sábado en Córdoba su contribución a la industria cinematográfica nacional. La gala de los premios de la Asociación de Escritores y Críticos Cinematográficos de Andalucía (Asecan) sirvió de punto de encuentro para profesionales de distintos ámbitos del séptimo arte que destacaron la gran cantera de talento que atesora la comunidad autónoma. La película After, de Alberto Rodríguez, fue la protagonista de la ceremonia al conseguir los premios en las categorías de dirección, guión y fotografía.

El presidente de Asecan, Javier Pisano, incitó a los asistentes al acto a sentirse orgullosos "por el trabajo que se viene haciendo en Andalucía desde hace décadas" y a que asuman que "los artistas del cine tienen que ser profetas en su tierra". Una idea que también transmitió Javier Recio, director de la obra galardonada con el premio al mejor cortometraje del año, La dama y la muerte, que aspira al Oscar en el apartado de corto de animación. "Los Goya y los Oscar están muy bien, pero teníamos ganas de ganar un premio en nuestra tierra y este es el primero que nos dan", señaló el realizador, que se muestra muy satisfecho "de que la animación sea tomada en serio porque tiene mucho que ofrecer".

Alberto Rodríguez recogió los premios al mejor director y mejor guión (en compañía de Rafael Cobos) por After, una película protagonizada por Guillermo Toledo, Tristán Ulloa y Blanca Romero que plantea el reencuentro nocturno de tres amigos. El realizador destacó el esfuerzo de las productoras para sacar adelante la cinta, cuyo director de fotografía, Álex Catalán, también recibió una placa por su trabajo.

Antonio de la Torre y Verónica Sánchez subieron al escenario para recoger los premios de interpretación por sus papeles en Gordos, de Daniel Sánchez Arévalo. "He tenido que engordar treinta kilos para que me den este premio", apuntó el actor malagueño, que mostró una voz dañada por la intensa secuencia en la que trabajó el día anterior y que dedicó el trofeo a su mujer "por haber convivido con otro durante tanto tiempo". Sánchez se acordó del equipo de Gordos y reveló su felicidad por estar en Andalucía rodeada "de tanta gente que ama el cine".

El palmarés se completó con los premios al mejor libro de cine (Las estaciones perdidas del cine mudo en Málaga, de Francisco Griñán), el mejor programa de televisión (Andaluces por el mundo, una producción de Medina Media para Canal Sur), la difusión del cine en Andalucía (Festival de Cine Africano de Tarifa), la labor informativa sobre cine (el portal Andalucía en corto) y las mejores películas española (Celda 211) y extranjera (Up) de 2009.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios