Cuando el arte se va de huelga...

  • "No se para el país". El artista y presidente del Fine Art European Forum, Isidro López-Aparicio, reúne en Granada a críticos, artistas y comisarios que han puesto sobre la mesa la difícil situación de la creación

Comentarios 1

Lugares para exponer hay muchos y buenos. Era la acertada sentencia con la que Sema D'Acosta, comisario de una de las exposiciones más interesantes de Iniciarte, valoraba el cierre del espacio por el que tanto había apostado la Junta de Andalucía y que había extendido sus redes por Sevilla, Granada, Córdoba e incluso Madrid. El problema, decía, es la "defenestración" de proyectos que antes de la crisis parecían absolutamente imprescindibles. Y ahora, simplemente, desaparecen o se ven obligados a sobrevivir.

"El primer recorte de la crisis lo sufrió el arte". ¿Por qué? "Los artistas hacemos muy pocas huelgas y si las hiciéramos no se pararía el país". Isidro López-Aparicio, artista, profesor de dibujo de la Universidad y presidente del Fine Art European Forum (Paradox) ha reunido este fin de semana en Granada a once expertos para debatir precisamente sobre los Lugares del arte. Espacios formales e ideológicos de desarrollo. Críticos, comisarios y artistas han puesto sobre la mesa la difícil situación que vive la creación en un entorno social en crisis: "Los recortes presupuestarios afectan directamente tanto al artista como a las instituciones públicas responsables de darlos a conocer".

Una de las principales conclusiones del seminario es que "es importante que la subvención y el capital privado se mantengan" pero que no sea la única solución: "El arte", subraya el director del encuentro, "no puede depender exclusivamente de la subvención. Hay que ser imaginativos y buscar la autogestión". La Corrala de Santiago ha reunido a D' Acosta (crítico de arte y comisario, Sevilla), Juan Francisco Rueda (crítico y comisario, Málaga), Óscar Fernández (crítico y comisario, Córdoba), Johana Speidel (artista y comisaria, Madrid), Ignacio Tobar (artista, Sevilla), Joaquín Sánchez (Arte Terapia y profesor de escultura en la Universidad de Granada), Miguel Ángel Moleón (escritor y profesor de pintura de la UGR), Javier Tudel (artista y profesor de la Universidad de Vigo) y Omar Pascual-Castillo (crítico y comisario de arte, Cuba). Además de hablar sobre las ubicaciones físicas del arte -desde salas de exposiciones a espacios alternativos fuera de los circuitos o calles-, todos han reflexionado acerca de esos otros lugares que se encargan de gestionar propuestas artísticas: tanto los espacios privados, públicos, naturales, tecnológicos... como las condiciones ideológicas y políticas que las promueven.

En el apartado de los lugares físicos, López-Aparicio celebra que un espacio como el de los Condes de Gabia vuelva a abrir para el arte. De lo contrario, dice López-Aparicio, si no abrieran más espacios públicos "Granada se quedaría muy a la cola".

De la otra parte, los espacios ideológicos, destaca que "política y arte siempre han estado vinculados" tal y como demuestra el caso abierto del Guerrero. El problema, volviendo al principio, es que "crisis y gestión sirvan como excusa para desperdiciar trabajos muy bien hechos". En el Centro Guerrero, por ejemplo, "hay muchas cosas que no se terminan de saber".

La difusión ha sido otro de los puntos importantes del debate. Son fundamentales las instituciones de enseñanza artística y los medios de comunicación que en muchos casos dictaminan las apariencias que deben ser valoradas y la creación de tendencias. Lo que no se puede pretender, dice el artista, es que el "arte con mayúsculas sea un arte de mayoría porque nunca ha sido así". Tampoco beneficia al arte que ahora sólo se hable de arte emergente porque la "sobrevaloración de esa idea puede acarrear consecuencias negativas". No sólo existe arte emergente.

Cuenta López-Aparicio que era necesario reunir a artistas y críticos en un formato que permite hallar tiempo para debatir sobre el presente del arte. Es sólo el principio puesto que el seminario pretende continuar en el futuro y servir de intermediario entre los artistas y sus lugares. Los físicos y los ideológicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios