Una edición crítica rescata 34 obras inéditas de Ángel Barrios

  • Los trabajos para recopilar la obra dispersa del compositor granadino comenzaron en la década de los noventa y culminan con un volumen que tiene previsto entrar en los conservatorios

Comentarios 1

Que a estas alturas se recuperen 34 obras inéditas de Ángel Barrios, cuando el número de piezas publicadas hasta el momento era de 15, da una idea de la magnitud de la edición crítica de la obra del compositor granadino que ayer se presentó en la Alhambra. Editado por el Instituto Complutense de Ciencias Musicales (ICCMU) en colaboración con el Patronato de la Alhambra y Generalife y el Centro de Documentación Musical de Andalucía (CDMA), este trabajo ha sido posible gracias a la investigación realizada por el musicólogo Ramón Sobrino.

Este trabajo de compilación comenzó en la década de las noventa y concluyó el año pasado gracias a la determinación de Ángela Barrios, la hija del compositor, que ha guardado durante más de 50 años todo el legado de su padre, "una reivindicación de la importancia de la conservación del patrimonio y de los archivos familiares", señaló Ramón Sobrino, que destacó también la decisión de la familia de poner todo este material en manos del Centro de Documentación Musical de Andalucía, que realizó la labor de catalogar e inventariar todo este patrimonio. Ángel Barrios escribía al piano, pero luego planteaba estas composiciones para guitarra o para conjuntos como el Trío Iberia; otras veces retoma esta música y la inserta en otro contexto como un ballet, y en otras ocasiones regresa a temas compuestos para un espectáculo de danza y reaparecen como una obra para piano.... Para la edición se han estudiado todas las obras, fragmentos sueltos y variantes manuscritas e impresas conservados en el CDMA, que han sido cotejados con otras fuentes de la Biblioteca Nacional de España, SGAE y Archivo de la Alhambra. "No se trata de sacar unos papeles de una caja y publicarlos, es una ardua tarea de investigación", señaló por su parte Álvaro Torrente, director del Instituto Complutense de Ciencias Musicales (ICCMU). "Esta edición crítica es un justo reconocimiento a la figura de Ángel Barrios, un relevante compositor del siglo XX cuya música merece un mayor reconocimiento". En su opinión, el músico fallecido en Madrid en 1964 era un hombre cuya formación como intérprete estaba vinculada a la guitarra y el violín, "pero su base como compositor era el piano", de manera que existe muchísima música anotada en distintos formatos de la que es muy difícil saber la relación que hay entre ellas. "Ese es el trabajo de encaje de bolillos de darles una lógica y una unidad a un repertorio muy variado y muy versátil", apuntó el responsable del ICCMU.

Todo ello ha permitido editar no sólo las 15 obras que se habían conservado completas, sino también completar y reconstruir otras a partir de las fuentes originales y de sus concordancias, hasta llegar a las 34. El trabajo ha sido posible gracias a la colaboración de Reynaldo Fernández Manzano y de Ángela Barrios, hija del compositor, que estuvo presente en la presentación de un libro que pretende introducirse en los conservatorios para que la obra del compositor granadino se pueda poner al nivel de contemporáneos como Manuel de Falla. "La obra de Ángel Barrios es muy elaborada y supone un legado de primer magnitud. Esta edición crítica permite que los alumnos del conservatorio puedan tocar este repertorio y se han recuperado obras inéditas que no estaban publicadas", señaló Reynaldo Fernández, director del Patronato de la Alhambra y el Generalife.

En la presentación, Ramón Sobrino interpretó algunas piezas del repertorio de Ángel Barrios en el piano histórico del compositor, "donde escribía sus composiciones" y que se ha restaurado recientemente, ya que no se utilizaba desde mediados del siglo XX. La cantante Encina Cortizo puso voz a unas melodías que, hasta ahora, eran propiedad exclusiva de la memoria de Ángela Barrios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios