"La cultura nos sirvió para salir de la crisis"

  • El responsable de la cultura en Buenos Aires dice que los porteños "tienen un espíritu crítico y demandan calidad"

El argentino es un "emigrante ejemplar". Se integra en el país de acogida y comparte su cultura con fluidez. Es una de las reflexiones de Hernán Lombardi, ministro de Cultura y Turismo de Buenos Aires, que está estos días en Granada para comprobar in-situ cómo la cultura porteña toma la ciudad. En España, la cultura se escribe con 'ñ' pero en muchas ocasiones tiene acento argentino.

-Desde el otro lado del Atlántico, ¿cómo ve un festival de tango en el Sur de Europa que alcanza su vigésima edición?

-A los porteños nos da muchísima alegría ver cómo el tango triunfa en el mundo. En el caso de Granada, con estos 20 años, es el doble de importante porque es una semilla que ha calado, que ha sido además primorosamente plantada. Además, por aquí ha pasado y sigue pasando lo mejor del tango.

-El emigrante argentino, en general, además de integrarse en la cultura que lo acoge, comparte además sus tradiciones. Una de las pocas cosas buenas del corralito ha sido la expansión de la cultura argentina por todo el mundo.

-Sí, es así. En Argentina, sobre todo los porteños, después de la crisis, en lugar de producir actividades económicas se lanzaron a producir cultura, a la música, la literatura, el teatro, la traducción de contenidos al español... Es algo que está en la idiosincrasia porteña. La relación profunda con la cultura sirvió para salir de la crisis.

-En España, Cultura y Turismo caminan por separado en las instituciones. En su caso, en Buenos Aires, están juntos en el mismo departamento. ¿Cómo deben interrelacionarse?

-He estudiado mucho el modelo español. Lo importante es la coordinación de las áreas más que estén en el mismo departamento. Nos parece muy importante la estrategia conjunta de ambas áreas. Imagínese qué significa para Buenos Aires mostrarnos en Granada, mostrar nuestra ciudad. Es increíble que a través del tango los andaluces nos conozcan más.

-¿Deben implicarse más los empresarios del sector turístico en mantener una programación cultural de calidad?

-El turismo permite generar mayor sostenibilidad económica en la cultura. Un aumento del número de visitantes genera fondos que son recuperados y reinvertidos por la cultura, lo que permite un diálogo profundo. Lo que sí es importante es fortalecer la identidad.

-Buenos Aires, como gran foco cultural de América del Sur, ¿qué situación vive en la actualidad?

-Magnífico. Buenos Aires es una ciudad volcada en las artes plásticas, en las artes visuales, el cine... Yo creo que hay un foco importante en el tango y el teatro, es una ciudad tanguera y teatrera. Lo que sucede en la sociedad civil es muy interesante porque nosotros planificamos lo que la sociedad civil produce.

-Buenos Aires es una ciudad, a diferencia de otras, que demanda cultura y que no se conforma con cualquier espectáculo.

-Hay una gran demanda. En diciembre, lo que es el verano allí, planificamos una programación altamente exigente. Los ciudadanos se ponen muy firmes, lo toman como parte de lo que los gobiernos deben hacer por ellos. Fue una cosa maravillosa, programamos tango, jazz y rock en las plazas, pero también monólogos, espectáculos para niños, nos acercamos a clásicos como Homero... Nos sorprendió que los actos que parecían más elitistas eran los más solicitados. Los porteños tienen un espíritu muy crítico y exigen calidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios