No demasiado jóvenes pero sí irreverentes

  • Lo suyo siempre el directo, así que, tras dieciocho años de silencio, ahora vuelven a recuperar su hábitat, los escenarios

The Devil Dogs surgen de las cenizas del grupo de punk rock The Rat Bastards en el convulso Nueva York del final de la era Reagan. Es 1989 y el guitarrista Andy Gortler y el bajista Steve Baise, junto al batería Paul Corio, están decididos a seguir los pasos de algunas de sus bandas favoritas de punk: Ramones, New York Dolls y Dictators. No tardan en fichar por el sello Crypt Records, para el que graban su debut, Devil Dogs, y, sólo un año después, Big Beef Bonanza, dos enérgicos álbumes cargados de velocidad y actitud punk que pronto les proporcionan una fama considerable y devotos feligreses. En sus giras, orgías de incorrección política y rock and roll endiablado, se granjean una sólida reputación, pero aún andan sobrados de actitud y faltos de un sonido contundente en sus discos, a pesar de ser admiradores del "muro de sonido", compacto y apabullante de Phill Spector que usaban los Beach Boys, a quienes versionaron impúdicamente. En los primeros noventa se incorpora a la banda el batería "Mighty" Joe Vincent, que había tocado con Steve Baise antes de la formación de Devil Dogs en el grupo de surf y punk PT109 y nada cambia demasiado, la alta fidelidad no está hecha para los perros del demonio. Durante los noventa The Devil Dogs lo dan todo en sus giras alrededor de medio mundo pero sus entregas discográficas para los sellos Sympathy For The Record Industry (EE.UU.), Dog Meat (Australia) y 1+2 (Japón) son irregulares, aunque siempre incluyen algún clásico inmediato de corte punk rock cervecero y paródicas revisiones de clásicos de los sesenta a tener en cuenta (han sido definidos como "ingeniosos himnos de testosterona, rock con cerebro y pelotas").

Lo suyo siempre fue la irreverencia y el directo, así que, tras dieciocho años de silencio, ahora vuelven a recuperar su hábitat, los escenarios, con el guitarrista y productor Mike Mariconda sustituyendo a Andy Gortler. Mariconda, productor de tres LPs de The Devil Dogs, con quienes tocó por primera vez en concierto en 1989 y ha girado por Europa y Japón, afirmaba en una red social tras su concierto en París de hace unos días "estar listos para destruir Granada el sábado" y, tras siete conciertos de esta gira de resurrección, estar ofreciendo "shows de alta energía, como nunca". El propio Mariconda ha sido el encargado de masterizar el álbum de debut, grabado por Máximo Ruiz (The Hollers), de Freddie & The Filos, el grupo que abrirá el concierto para los neoyorquinos. Formados hace un par de años en Sevilla, han sido finalistas en el Circuito Joven Pop Rock de Andalucía y practican un rock acelerado que mira a los grupos vocales de los cincuenta y sesenta y coquetea con el rockabilly, el surf y el punk.

En definitiva, que todo está ya preparado para una auténtica noche de acción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios