exposición En la Fundación Euroárabe

Los derechos humanos en veinte fotografías

  • Autores como Paco Ayala, Pepe Villoslada, Juan Palma, Ramón L. Pérez, Lucía Rivas, Arsenio Zurita o Pepe Torres defienden el derecho a la libertad o una vivienda digna

Cinco personas cubiertas con una manta roja. La mirada perdida. Millones de kilos de incertidumbre en sus ojos... "Recuerdo que era una noche de enero y hacía mucho frío". La fotógrafa Lucía Rivas cubrió aquel día la llegada de una patera a Motril. Una más de las decenas que llegan a Granada todos los años. "Les pusieron en fila y en el momento de hacer la foto ellos estaban iluminados por el foco de una cámara o una farola". No se acuerda bien, pero aquella imagen no es una más de las decenas de fotografías que se hacen de pateras. Aquella imagen que un día ilustró la página de un periódico es hoy el cartel de una exposición sobre los Derechos Humanos que reúne en la Fundación Euroárabe el trabajo de 20 fotoperiodistas de Granada. Ayer abrió sus puertas -hasta el próximo 31 de julio- con la presencia de Pablo Juliá, director del Centro Andaluz de la Fotografía.

La idea es destacar el "extraordinario" trabajo de los fotógrafos de esta ciudad. Francisco Sánchez Montalbán explica que al tratarse de un proyecto de la Colección de Arte Contemporáneo de la Universidad en estrecha colaboración con la Euroárabe surgieron los derechos humanos como el perfecto nexo de unión. "Es tan amplio que caben prácticamente todas las fotos y todos los fotógrafos". Granada no es una excepción. "Desgraciadamente el mundo entero propicia una denuncia y una crítica de todas esas situaciones en las que los derechos están en entredicho: la pobreza, la inmigración y las diferencias de género".

El derecho a emigrar y buscar una vida mejor tal y como lo ve Lucía Rivas, en el momento de la llegada; pero también como lo ve Javier Martín, que titula su fotografía En brazos amigos, el rescate de una mujer que arriesgó su vida "al embarcarse en una dura travesía por el Mediterráneo". Son muchos más... Ramón L. Pérez también elige este mismo derecho. El fotógrafo se identifica con uno de los inmigrantes en Reflejándote, "tu mirada es mi mirada", describe en la fotografía. María Zafra en A la cola de la esperanza fotografía a personas buscando su derecho a asilo. Javier Linares habla en Expulsados del paraíso de cómo miles de ciudadanos africanos "se ven abocados a la mendicidad después de concluir su anhelado viaje al paraíso.

La esperanza que nunca llega o la libertad que llega por fin. Miguel Ángel Molina contó la salida del Centro Penitenciario de Albolote del preso más antiguo del país, Miguel Montes Neiro, en una carrera interminable.

Fermín Rodríguez se fijaba en una de las mantillas de María Santísima de la Victoria a su paso por la Plaza del Carmen de Granada expresando el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión. Alfredo Aguilar relató en Doble estigma la historia de gitanos rumanos en Granada.

'Viejos' casos, como la inmigración o la pobreza (como la denunció Paco Ayala en una imagen de 1985, donde retrató las condiciones de vida infrahumanas de algunas familias en La cara oscura de la sociedad), que se unen a otros nuevos o menos conocidos en España. Con la crisis se han ido sumando nuevos protagonistas. Nuevas víctimas. Arsenio Zurita fotografiaba en No el desalojo de la penúltima vecina de la Casa del Aire. Jesús García Hinchado criticaba el caso de una familia en la Zona Norte sin luz ni agua durante meses.

Juan Palma (el derecho a una ropa digna en De Compras), Patri Díez (el derecho a la libertad de expresión en Los trofeos familiares), Torcuato Fandila (Encerrados), Charo Valenzuela (la igualdad y la no discriminación de una Familia sin Fronteras), Antonio Navarro (derecho a tomar parte en la vida cultural de la ciudad, con un grupo de niños abrazando al Einstein del Parque de las Ciencias).

Dos pequeños son los protagonistas de la foto de Pepe Villoslada, que en Saliendo de la escuela retrata en Jodhpur (India) su particular defensa del derecho a la educación. Pepe Torres, por su parte, defiende el armónico crecimiento del niño, en La Risa.

José Manuel Grimaldi participa en la exposición con una fotografía que titula Supervivencia amenazada, una imagen con la que criticaba la difícil situación de los garaníes myba que pierden su espacio en la selva "en detrimento de resorts cinco estrellas". Los derechos del pueblo saharaui están representados en Sahara: hijos de las nubes, una fotografía en la que José Rodríguez Ruiz de Almodóvar retrata a unas niñas que se dirigen al campamento de Ausert.

Como cuenta Sánchez Montalbán, en este tipo de fotografías se produce un doble juego. "Por un lado está la importancia informativa: son fotos que hablan de situaciones sociales, de muchas realidades. Pero las fotos tienen también un gran peso estético, un gran discurso estético y documental". El profesor de Fotografía destaca que hablamos de "veinte fotógrafos muy buenos, que saben mirar la realidad, crean todos los días para la prensa de nuestra provincia imágenes con una gran fuerza estética". Hay grandes profesionales "a pie de calle, que no están contratados en agencias mundiales ni nada de eso". Más allá de la "imagen enlatada y de la imagen globalizada" que parece dominarlo todo, sobrevive "esta preciosa" y única "artesanía de la mirada".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios