El diario de Ana Frank llega al cómic para atraer al público joven

  • El cineasta Ari Folman y el ilustrador David Polonsky firman la obra, que edita Random House y llega esta semana a las librerías

Portada del cómic de Folman y Polonsky. Portada del cómic de Folman y Polonsky.

Portada del cómic de Folman y Polonsky. / efe

Ana Frank, la adolescente de origen judío autora del célebre diario que escribió en Ámsterdam mientras se escondía de los nazis, cobra vida en una conmovedora adaptación al cómic diseñada para atraer al público joven.

El proyecto, que acaba de llegar a las librerías de España, Argentina, Perú y Uruguay publicado por Penguin Random House, es obra del cineasta israelí Ari Folman y del ilustrador ucraniano David Polonsky, una exitosa pareja que ya trabajó en el premiado filme de animación Vals con Bashir (2008).

Folman y Polonsky convirtieron en viñetas los profundos y brillantes pensamientos que la adolescente Frank escribió entre 1942 y 1944, cuando malvivió escondida en un piso franco de Ámsterdam, antes de morir en 1945 en el campo de concentración de Bergen-Belsen.

"Lo más difícil fue condensar en 150 páginas un diario con 360 y ser fiel a lo que ella contaba", explicó en una entrevista Folman, cuya familia, como la de Ana Frank, también fue perseguida en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) por ser judía. Para Polonsky, el desafío fue no caer en la monotonía a la hora de plasmar en imágenes el mismo emplazamiento que se repite en el diario original, el escondite que la familia de Ana Frank compartió con otros cuatro ocupantes.

El dúo Polonsky-Folman aceptó el encargo de la Fundación Ana Frank -el organismo que gestiona el legado de la adolescente- después de pensárselo bastante. Consideraban que era difícil aportar algo nuevo sobre la historia Ana Frank, muy explotada comercialmente. Divulgar el Holocausto entre los lectores más jóvenes es el principal objetivo del proyecto gráfico. Para ello, los autores les interpelan con un lenguaje visual y dinámico, que evoca al de internet. "A un chaval le diría: Intenta las 20 primeras páginas, a ver si te gusta", comentó Folman.

Aunque había leído el diario en su juventud, volver a hacerlo le sirvió para apreciar aún más la personalidad de la joven, quien comenzó a escribirlo con sólo 12 años. "Tiene muchas declaraciones feministas, como en la que denunciaba que las mujeres eran apenas vistas como máquinas de hacer bebés", sostuvo Folman.

¿Cómo habría vivido Ana Frank la crisis de los refugiados? "Estaría devastada por esa mirada tan humana con la que encaraba las cosas", juzgó Folman. "Tendría unos 87 años. Estaría todavía activa", opinó Polonsky.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios