"Uno escribe con el cerebro de todo lo que le cuentan las tripas"

  • Carlos Ruiz Zafón vuelve a situar a Barcelona como escenario literario en 'El juego del ángel', publicada con la tirada récord de un millón de ejemplares en España

El escritor barcelonés Carlos Ruiz Zafón, que acaba de publicar su esperada nueva novela, El juego del ángel, ha confesado que siente que ya tiene que "dejar descansar Barcelona" y utilizar Los Ángeles, ciudad en la que vive gran parte del año, como escenario literario. "El mundo es grande y he pasado catorce años en esa ciudad californiana, que posiblemente son los más decisivos de mi vida. Por eso -añade- tarde o temprano utilizaré esos años para intentar explicármelos a mí mismo a través de la ficción".

El juego del ángel (Planeta) se ha publicado con una tirada récord de un millón de ejemplares en España siete años después de que apareciera la primera de la tetralogía, La sombra del viento, de la que se han vendido más de diez millones de volúmenes en unos cincuenta países.

Siete años son muchos, pero ese largo período no cree Zafón que haya afectado al resultado final: "Aunque uno escribe con el cerebro de lo que le cuentan las tripas y todo lo que nos rodea gotea y deja su marca, yo hago muchas cribas, reescrituras, remontajes, reconstrucciones y correcciones a lo largo del proceso, con lo cual la cohesión y el diseño de la novela va emergiendo lentamente desde el principio".

Admite que, a partir de sus novelas, todas situadas en el pasado de Barcelona, se puede leer la ciudad actual, pues "si miramos la letra pequeña y la grande vemos que las grandes dinámicas de la Historia son como la marea, vienen y van, y siempre pisan sobre mojado". Además, "situar una acción en el pasado o el futuro permite objetivar y enfatizar los temas y la óptica que el escritor quiere adoptar".

En cualquier caso, asevera el autor, la novela no pretende ser un retrato o una guía de la ciudad de entonces: "Es una Barcelona cien por cien literaria, una hiperrealidad estilizada y transformada en función del relato".

Confiesa que hay mucho de Zafón en el escritor protagonista de El juego del ángel, David Martín, "como también hay de mí en otros personajes de esta novela y de todas las que he escrito". Y es que, por definición, el escritor toma partes de sí mismo para construir personajes que acaban por tener vida propia, aunque sean un pedazo de uno que se quedó en el papel.

En relación con el proceso creativo, Ruiz Zafón parte siempre de una premisa, de una estructura previa, de numerosos niveles de construcción que se van articulando, de un continuo proceso de reescritura, que al final es "lo más parecido a la realización de una película, con la preproducción, el rodaje y la postproducción". Atribuye los siete años que han tenido que pasar entre la publicación de la anterior novela y El juego del ángel a la distracción continua a que se vio sometido por la promoción en todo el mundo de La sombra del viento.

A pesar del espectacular arranque promocional de El juego del ángel, con presentación casi lírica en el Liceo, Zafón cree que "esta vez las cosas serán diferentes". Aunque siempre que se le pregunta por la versión cinematográfica de La sombra del viento, Zafón se ha mostrado contundentemente en contra, no quiere cerrar puertas y reconoce que "la posibilidad existe y ha existido. Tiempo al tiempo", concluye de manera enigmática.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios