El cine experimental de pequeño formato ocupa la galería Sandunga

  • 'InCINEración' llega a su duodécima edición con una exhibición de veinte trabajos audiovisuales de todos los géneros y la videoinstalación de Daniel Palacios

Más de cien minutos de imagen y sonido integran los veinte cortometrajes que proyectará hoy y mañana el festival de cine independiente InCINEración en la Galería Sandunga. Dos jornadas de videos en pequeño formato en las que se podrán visualizar creaciones audiovisuales experimentales de todos los géneros.

El festival dirigido y organizado por el artista Julio Juste llega este año a su duodécima edición y a modo de exhibición muestra una selección de cortometrajes que se podrán visualizar en la sala de exposiciones a las 20.30 horas. Durante más de una hora se proyectarán de forma ininterrumpida los trabajos de jóvenes creadores de distintos países. Títulos como Danzamar de Patricia Martínez y Jose Miguel Linares; Intervalos oníricos de Fernando Sala; y The life and other building yards de Giuseppe Schettino son los que integran el festival que además cuenta con actividades paralelas, como la videoinstalación del artista cordobés Daniel Palacios, Intrusiones, "un juego de relaciones con el espacio físico". A través de una ventana se visualiza una sucesión de imágenes de una paisaje que va cambiando de aspecto. Según explica el autor, "son ambientes que invitan a la reflexión de cómo las percepciones influyen en las formas de relacionarnos con el espacio".

La muestra audiovisual InCINEración, que pretende funcionar como ventana al arte experimental, tiene muy presente las ventajas que proporcionan las nuevas tecnologías a este medio de expresión. Una muestra de su integración está en la creación hecha en flash que se dispara en tiempo real. Se trata de Soviética ilusión, realizada por el colectivo Eneerroba, que consiste en una doble proyección a tiempo real de una serie de películas, que se van ordenando según los criterios del autor, de la que se encargará un disc jockey. Esta edición, a diferencia de las anteriores, no cuenta con nigún trabajo realizado en super 8, uno de los atractivos de esta iniciativa que promueve el uso de esta técnica de grabación.

Después de doce años de festival "es notable una evolución en la muestra", según las palabras de Julio Juste, "una evolución que refleja los cambios que ha tenido este medio y, por otro lado, un acceso de un público de formación artística cada vez mayor". Pero sus objetivos siguen siendo los mismos: "Presentar trabajos fuera de los formatos habituales que una institución no estaría dispuesta a proyectar".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios