La faceta más lunática de Daniela

  • La escritora Sonia Ruiz presenta hoy en la Sala Cultural Nueva Gala la tercera entrega de una saga que será llevada a la televisión y en la que su protagonista vive las más alocadas de sus aventuras hasta el momento

El lector que descubra a Daniela querrá seguirla a la mismísima selva africana con tal de vivir una sola de sus extrañas aventuras. Con idénticas dosis de heroicidad y bufonería, este personaje creado por Sonia Ruiz como un pasatiempo se ha convertido en la protagonista de una saga que pronto será llevada a la televisión. En realidad, la serie para la pequeña pantalla será sólo un añadido al gancho literario que de por sí Daniela ya ha demostrado en sus respectivas entregas.

Con una puntería absoluta, la escritora ha sabido elegir los dos últimos títulos en función de fases lunares. ¿Habrá cuerpo celeste más loco que la luna? Conocimos ya la faceta un tanto lunática de la protagonista en Daniela, ¿qué he hecho yo para merecer esta familia?, -donde 'sólo' era una joven farmaceútica de 19 años con sus triunfos y sus fracasos- y puede decirse que los lectores se convirtieron en sus amigos íntimos gracias a Daniela en cuarto menguante -donde sin saber muy bien cómo Daniela cambiaba Farmacia por Edafología y se llevaba algún que otro desengaño amoroso-. El último libro Daniela, luna nueva es la confirmación de un personaje que da el salto a un universo superior: una nueva vida en la que esta granadina -Daniela- cambia diametralmente y donde su hermana Claudia se convierte en cómplice o enemiga, según le convenga, de sus estrafalarias ideas. Ambas conforman las dos caras de una moneda que seguro avivará el éxito de la saga -y, para cuando haya serie, dará para muchos y divertidos capítulos-. Su autora confiesa que esta historia que surgió como un entretenimiento cuando vivía en Suiza hace ya unos años busca precisamente eso, entretener a los lectores en estos tiempos de tanta seriedad.

"Daniela es el reflejo de la mayoría de las mujeres de entre 25 y 40 años. Mujeres que estamos metidas en un montón de fregados y nos renunciamos a ir con nuestros labios pintados, lo que ocasiona que nos veamos muchas veces en situaciones que nos superan". Leer el universo de Daniela es descubrir de alguna forma "una sátira de nuestro día a día". La vida de este personaje da para tantas historias que su autora incluso le ha creado un blog, Atrapando a Daniela, donde sus seguidores tienen la oportunidad de seguirla más allá de los libros.

Capaz de blandir un látigo al mismo tiempo que lucir su última adquisición en Tiffani's, la personalidad de Daniela le debe mucho a las protagonistas más conocidas del Hollywood de los sesenta. No es difícil imaginarla mirando embelesada un escaparate al más puro estilo de Audrey Hepburn. Pero tampoco se le puede negar cierto parecido en sus ocurrencias con el héroe-aventurero-simpaticón Indiana Jones (en esta última novela Daniela incluso se atreve a vestirse de leopardo).

Si hay que elegir un libro en el que la protagonista de la saga es más heroína que nunca es precisamente este último: Daniela, luna nueva es un título que recuerda a una de las partes de la archiconocida Crepúsculo pero que no tiene absolutamente nada que ver. La autora sigue hablando aquí de seres de carne y hueso, eso sí, en medio de las más impensables situaciones. Con la que sí se encuentran parecidos razonables es con la genial cinta de John Ford Mogambo, todo un clásico del cine de aventuras que ofrece al mismo tiempo las más absurdas peripecias en la selva y amores pasionales. En cierta forma, la novela es un homenaje a ese cine de aventuras donde no existían los efectos especiales. En la novela no faltan la selva, los galanes y las mujeres de carácter arrollador. Pero con una diferencia. Sonia Ruiz hace aquí una sátira de ese género "porque en estas películas la damisela en apuros grita ¡ahhh! y aparece Clark Gable con su rifle. Ahora tenemos asumido que no aparecerá ningún héroe para salvarnos. Mi idea era plantear cómo reaccionaría una chica del siglo XXI en un entorno así".

Todo comienza con un viaje de super lujo a Marruecos que termina convirtiéndose en un safari por Sudáfrica. En medio de grandes dosis de romance, Daniela y su hermana Claudia vivirán todo tipo de aventuras en las que incluso tendrán que luchar con un leopardo y buscar un tesoro perdido. "Vista desde fuera la protagonista parece una chica con mucho éxito pero a medida que la vas conociendo te das cuenta de que toda ella es un desastre pero las cosas le salen bien por puro azar".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios