El gerente de la OCG recurre las subvenciones de la Junta

  • José Luis Jiménez considera que es una "improcedencia total" sustituir el actual modo de pago a las orquestas por un sistema que está pensado para incentivar

Comentarios 1

El gerente de la Orquesta Ciudad de Granada, José Luis Jiménez, calificó ayer de "improcedencia total" la idea de la Junta de Andalucía de sustituir las transferencias directas a las formaciones musicales andaluzas, como venía haciendo hasta hora, por subvenciones. Jiménez envió ayer un recurso ante la Consejería de Cultura explicando que los estatutos del Consorcio Granada para la Música establecen claramente que las partidas que las instituciones tienen que aportar a la orquesta deben proceder de sus presupuestos anuales.

Jiménez explica en su escrito, que ayer fue hecho público por el Ayuntamiento de Granada, que el otorgamiento de subvenciones es "un incentivo para consecución de un objetivo, de utilidad pública o interés social, además de inspirarse en el principio de concurrencia competitiva, lo que hace poco justificable el otorgamiento a una entidad como el consorcio sin la concurrencia de otras que tengan fines iguales".

El gerente de la OCG pone sobre la mesa la paradoja que supone que sea el presidente del Consorcio Granada para la Música, el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, el que deberá pedir subvenciones a dicha consejería y quien tendrá que dar su visto bueno a tales subvenciones.

"La subvención es, como tal, inviable, por la coincidencia de las personas físicas representantes de las instituciones subvencionada y subvencionante: la Consejería de Cultura, cuyo titular es, a su vez, presidente del Consorcio", explica en el recurso.

También llamó la atención sobre la naturaleza de las subvenciones en sí. "Una subvención no se puede otorgar para un gasto común", explicó ayer a este periódico. "Puede ser para un gasto concreto o extraordinario, como la organización de una ópera, pero no para el gasto común en el funcionamiento de la orquesta".

En su escrito de alegaciones, José Luis Jiménez también explicaq que "la subvención que se concediera podría, incluso, impedir la consecución de otras a favor del consorcio, dado que, en su concesión, suele exigirse la certificación de la no percepción de subvenciones para finalidades iguales o semejantes".

El conflicto entre la Junta y varias orquestas andaluzas se desató a raíz de la exigencia del Gobierno de Mariano Rajoy para rebajar el déficit. La Junta decidió sustituir las transferencias directas a las formaciones musicales por subvenciones nominativas. Mientras Paulino Plata, el consejero de Cultura, defiende que es una mera cuestión técnica que no afecta para nada a las aportaciones económicas del Gobierno autónomo, las orquestas temen que esto signifique un recorte cualitativo en sus ingresos.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero, entró ayer en el conflicto y dijo: "Nosotros estamos muy preocupados. Difícilmente se puede justificar el pago de las nómicas de la música si no se ha pagado previamentente". García Montero justificó la medida de la junta en el hecho, según dijo, de que "lo que quieren es controlar el consejo rector, ya que la mayoría es la OCG es del Ayuntamiento y la Diputación, y no quieren que la democracia sea la que apruebe los presupuestos". El martes que viene la consejería de Cultura se reunirá con los representantes de las orquestas para tranquilizarlos y explicar la medida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios