Una gran mujer tras el gran hombre

Aunque servidor no puede ya escuchar el nombre de Isobel Campbell sin evocar a una señora apocada tras la silueta de Howe Gelb -el año pasado en el Teatro Central-, resulta que ahora la ex Belle and Sebastian decide darle continuidad a su celebrada asociación con Mark Lanegan (Ballad of Broken Seas, 2006) y le queda un disco por lo menos tan bonito como aquél. Y en apariencia es aquí otra silueta masculina, la del ex Screaming Trees, la que se impone con esa rotunda voz de profundidad cavernosa, hasta que reparas en los créditos y descubres que tras cada una de las canciones está ella, modosa y letal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios