El hombre que vendía cuadros falsos de Dalí

  • n 'Dalí y yo' Stan Lauryssens publica un libro en el que dice que el 75% de los 'Dalís' son falsos.

El antiguo marchante belga Stan Lauryssens, que ayer presentó su libro de memorias, Dalí y yo, aseguró que en los años setenta "era más fácil vender un falso Dalí que un cuadro auténtico". Un Lauryssens a la defensiva después de la nota crítica difundida por la Fundación Gala-Dalí, que tachaba el libro de "falsedad", explicó ayer que nunca ha pretendido hacer el gran libro de Dalí, ni la obra de un crítico de arte, sino simplemente "explicar mi pasado y lo que personas del entorno del pintor me han dicho", un pasado delictivo por el que llegó a estar en la cárcel.

En el libro, el marchante asegura que el 75% de los cuadros del pintor ampurdanés son falsos, si bien, matiza, una parte de estos eran pintados por otros pintores, a los que al final Dalí daba "su toque surrealista". Lauryssens señala que "el mundo de hace veinticinco años era una sociedad que buscaba el enriquecimiento rápido y no era difícil encontrar a gente que invirtiera en arte, aunque fuera falso, con la idea de en cinco años venderlo y obtener más dinero". A su juicio, a finales de los 60 y principios de los 70 el propio Dalí y Gala fomentaron la circulación de la obra falsa, pues necesitaban dinero para mantener su tren de vida, que incluía "seis meses del año en los hoteles más caros de Nueva York y París".

Lauryssens insiste en que en la Fundación Dalí hay "obra falsa" de Dalí, donde el pintro sólo hizo una parte del cuadro y según tambien "un responsable de la fundación admitió que algunos cuadros de la 'época negra' de Dalí no eran 100% de Dalí".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios