Un homenaje a la fotografía póstuma del siglo XIX

  • La Casa de la Condesa de Torre-Isabel de Motril acoge hasta el 30 de junio 'Post mortem', una inquietante muestra de 15 instantáneas tomadas con modelos vivos

Comentarios 1

Inquietante, revolucionaria, original, diferente... Son algunos de los adjetivos usados por los visitantes de la exposición fotográfica Post mortem, cuerpos de vida, un ritual de amor, de la motrileña Eva Juárez, que están plasmando (desde su inauguración el 9 de junio hasta el día 30 en la Casa de la Condesa de Torre Isabel, de Motril) sus opiniones en un original libro de firmas, al estilo del más puro velatorio.

El ambiente y la decoración, extremadamente cuidados en tono funerario, envuelven una muestra de 15 instantáneas, que emulan un género fotográfico que llegó a su más alto apogeo a mediados del siglo XIX, en pleno romanticismo: la fotografía post mortem. Esta práctica, de inmortalizar la imagen de los seres queridos fallecidos como recuerdo familiar, perduró en España hasta mediados del siglo XX, cuando se popularizó el precio de las cámaras modernas.

El objetivo de Juárez ha sido transportar a los asistentes a su muestra a esos tiempos en los que la muerte no era ignorada -como en los tiempos actuales- sino que se trataba de un elemento más de la vida. En una época en la que sin los adelantos actuales de la medicina había una gran mortalidad, sobre todo, infantil, o por enfermedades que ahora están prácticamente erradicadas, no se miraba para otro lado cuando alguien moría. "Además, hay que comprender que las personas se gastaban su sueldo en una de estas fotografías, para guardar un recuerdo de sus difuntos", comenta la autora. Es por ello, que ha querido resaltar que se trataba de un auténtico "ritual de amor".

A Eva Juárez no le ha asustado en absoluto utilizar modelos vivos, tan cercanos (y que pudieran producir cierto reparo en otras personas) como miembros de su propia familia, los cuales han accedido encantados a posar como era habitual en el género. El resultado es cuanto menos sorprendente: composiciones en las que se derrochan medios escenográficos e incluso teatralidad, como ocurría con los propios retratos decimonónicos, en los que los familiares solían situarse junto a los muertos, poniendo caras de circunstancias, serenas o incluso agradables.

Este proyecto fotográfico para la Escuela de Arte de Motril también rinde homenaje en una de sus fotografías a la película Los otros, de Alejandro Amenábar, "uno de los pocos medios en los que se ha tratado este tema, que ha caído en el olvido".

Juárez también reivindica que este género está lejos de ser macabro y quiere "mostrar la fotografía que se hacía en sus comienzos", de ahí que mencione el daguerrotipo (difundido en París en 1839), el primer procedimiento fotográfico, que se basaba en un proceso químico por el que la imagen se formaba sobre una superficie de plata pulida como un espejo y que estuvo en boga hasta 1860, cuando otras técnicas acabaron con él.

La fotografía ha evolucionado mucho desde entonces y los gustos sociales también. Ahora sería impensable fotografiar a un difunto para guardar un recuerdo del mismo, máxime cuando sí se toman numerosas instantáneas de ellos vivos, al contrario que entonces. Sin embargo, existen excepciones. En la memoria colectiva quedan imágenes de Juan Pablo II, Franco, Lola Flores o El Duce. También se suelen ver en los periódicos fotos de cadáveres, aunque no exentas de polémica. Además, según comenta la artista, es un género que se sigue utilizando en otros países del mundo, "como en Rumanía, según me han dicho".

Juárez ha utilizado, para emular las antiguas fotos, recursos como modernas técnicas de retoque digital, iluminación de estudio, tonos sepias o papel especial de algodón. En cuanto a las composiciones, han necesitado de un laborioso trabajo de escenografía, decoración y maquillaje, llegándose a desplazar incluso para algunas de ellas a parajes más propios de otros tiempos de La Alpujarra. La fotógrafa tiene claro que quiere seguir investigando en este campo, que tanto interés le ha suscitado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios