La lápida del Maristán, la pieza del mes en el Carlos V

El Patronato de la Alhambra y Generalife ha elegido como pieza del mes del Museo de la Alhambra la lápida fundacional del Maristán. Todos los sábados del mes de enero, a partir del mediodía, la historiadora Mariana Kalaitzdou ofrecerá a los asistentes una introducción sobre esta singular pieza, en la Sala IV del museo, en el interior del Palacio de Carlos V. Esta actividad es gratuita y se enmarca dentro de los actos programados en la iniciativa La Alhambra más cerca.

Esta pieza se conserva completa y, a través de su inscripción, se conoce la fecha de construcción de la institución del Maristán, además del nombre del soberano que encargó la obra y el objetivo de esta institución. La lápida, que es de mármol y tiene forma rectangular, termina en su parte superior en forma de arco de herradura apuntado y conserva algunas decoraciones florales.

El Maristán de Granada, según el texto, era un edificio sin precedentes. Algunos historiadores mantienen la tesis de que este lugar fue el primero que se construyó en Al-Andalus, mientras que otros explican que fue una construcción magnífica de la que hoy queda muy poco. No obstante, se sabe que este edificio albergaba a un hospital destinado a "enfermos musulmanes muy pobres", y que en época de los Reyes Católicos recibía a enfermos mentales.

El texto ofrece, además, la genealogía de tres reyes nazaríes Muhammad V (1354-9 y 1362-91), el constructor del Maristán durante su segundo reinado; Yusuf I (1333-54); e Isma'il I (1313-25).

El Maristán estaba situado en el barrio de Axares (Ajýariý). Ocupaba una parcela rectangular de un total de 1.015 metros cuadrados, con crujías y pórticos en los cuatro lados, organizados con dos plantas de altura. El centro del patio estaba ocupado por una gran alberca. Las escaleras se situaban en el centro de los dos lados mayores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios