Un millón de euros y 30.000 espectadores para Roger Waters

  • El concierto del líder de Pink Floyd el 9 de mayo en Atarfe será la única oportunidad para escuchar en vivo los éxitos del grupo

Comentarios 2

La gente de confianza de Roger Waters asegura que el que fuera cofundador y principal compositor de Pink Floyd piensa ya en los proyectos que le esperan cuando se retire dentro de muy poco. Así, es más que probable que su único concierto en España, que se celebrará en el campo de fútbol de Atarfe el próximo 9 de mayo, sea la última posibilidad de ver en el país en directo y junto a prácticamente la totalidad de su banda a uno de los grandes artífices de las canciones que han tambaleado la historia del rock en los últimos cuarenta años.

La gira The dark side of the moon, en la que Waters rememora los grandes clásicos de Pink Floyd junto a algunos de sus éxitos más recientes en solitario, revolucionará por completo toda la ciudad a su paso por Atarfe. El concierto, que según el Ayuntamiento de la localidad prevé alcanzar entre 20.000 y 30.000 espectadores, coincide además con otras citas musicales importantes, ya que ese mismo día y casi simultáneamente estarán actuando en directo Bryan Adams en la Plaza de Toros de Granada y Pereza como uno de los cabeza de cartel del Festival Zubirock.

El coste total de producción del concierto de Roger Waters ronda el millón de euros, según aseguró el alcalde de Atarfe, Víctor Sánchez, quien también destacó que desde el Ayuntamiento se organizará una fiesta paralela para promocionar Granada entre los numerosos asistentes de otras ciudades que acudan al concierto.

Waters inició la gira de The dark side of the moon en 2006 y, desde ese momento, ha ido en un continuo crecimiento, según destacó el director de Riff Producciones en España, Christopher O. Temmintzer. "Los conciertos del tour están recibiendo algunas de las mejores críticas de los últimos años, ya que el público tiene la oportunidad de asistir a un espectáculo sin precedentes", señaló. Una enorme pantalla de televisión de más de 20 metros que cruza todo el escenario y que proyectará diversas videocreaciones, globos gigantes, efectos especiales, sonido envolvente y hasta fuegos artificiales son sólo algunos de los condimentos que traerá Waters para su concierto.

En las casi tres horas que dura el espectáculo, Waters estará acompañado casi al completo por los Floyd originales. Sólo faltarán el guitarrista David Gilmour y el malogrado Syd Barrett, aunque la banda al completo trasladará desde el escenario la apabullante psicodelia del célebre álbum que da nombre a la gira y que, 35 años después de su lanzamiento, sigue siendo uno de los discos más vendidos de toda la historia.

Pero las canciones sí que se mantienen inalterables en esta gira. El concierto permitirá escuchar en directo composiciones que van desde el segundo álbum de la banda, A saucerful of secrets (1968), hasta el último de Pink Floyd con Waters, The final cut (1983). Pero también habrá lugar, por supuesto, para los martillos de The wall, el prisma con el arco iris que se convirtió en icono de The dark side of the moon y los alardes compositivos de algunas de las obras maestras en solitario de Waters, como Perfect Sense o Leaving Beirut.

Hace tan sólo unos días se pusieron a la venta las entradas (65/75 euros) a través de la red Tick Tack Ticket, donde ya se han vendido más 6.000 desde todos los puntos de España, mientras que la organización espera que Waters repita el éxito de convocatoria del resto de ciudades incluidas en la gira The dark side of the moon.

Un equipo de más de 350 personas se encargan de la producción de esta gira, de la que el cineasta Martin Scorsese está grabando imágenes para continuar la exitosa saga de documentales musicales de la que ya forman parte Bob Dylan o The Rolling Stones.

El concierto de Roger Waters se suma así a actuaciones pasadas como las de Alan Parsons o The Scorpions y a otras como la del ex Dire Straits Mark Knopfler el próximo 5 de abril, que están ayudando a convertir a Atarfe en uno de los centros esenciales de la actividad musical en directo en Andalucía. "Queremos ser algo más que el complemento cultural en el área metropolitana, y buscamos traer a los mejores. Después de esto, en el punto de mira sólo nos queda traer ya a U2 y The Rolling Stones", aseveró.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios