Una musa llamada Encarnación Gámez

  • La Fundación Rodríguez-Acosta reabre al público la antigua residencia de artistas donde se exhibirán 14 obras del pintor con su pareja como protagonista

Vestida de mantilla para ir de procesión, enfundada en un traje de flamenca cual amante del Corpus, ataviada con un vestido de seda gris, de romana o al desnudo. Da igual. Una de las mayores inspiraciones para José María Rodríguez-Acosta siempre tuvo cuerpo de mujer: Encarnación Gámez. La pareja del artista granadino desde los primeros años del siglo XX, cuando el pintor se instala en Madrid, hasta el final de su vida fue su musa y prueba de ello son los 14 cuadros, algunos de ellos inéditos, que desde el 14 de abril podrán verse en la Fundación Rodríguez-Acosta.

La institución exhibirá los óleos junto a dibujos, fotografías y objetos relacionados con las pinturas en la antigua residencia de artistas, que abrirá sus puertas al público tras cuatro años de rehabilitación, en los que el Patronato del Generalife y la Alhambra ha gastado 166.000 euros en su última fase. Los interesados podrán ver la casa de Rodríguez-Acosta, además del museo o los impresionantes jardines, los sábados a las 11:00 a través de visitas especiales con un máximo de aforo de 10 personas.

La casa que construyó José María Rodríguez-Acosta en 1916, empleada desde los años sesenta como residencia de artistas, y en la que residió previamente su compañera sentimental y musa, albergará esta selección de óleos, algunos de ellos sin terminar, y que pertenecen a distintas etapas y todos tienen a Gámez como protagonista. "La visita ayudará a entender mejor la obra del pintor granadino, que en ese momento -hablamos de 1915- casi deja de pintar porque está ocupado con la construcción de su carmen", explicó el conservador de la Fundación, Javier Moya Morales.

Las primeras piezas que verá el visitante, de carácter costumbrista, exhiben "las más castizas costumbres granadinas", en palabras del conservador de la Fundación Rodríguez-Acosta. En Abril, presentada a la Exposición Nacional de Bellas Artes en 1915, el pintor retrata a Gámez vestida de mantilla en plena procesión -penitentes incluidos- sobre un fondo urbano, el pueblo de Órgiva, que el artista interpretó a través de una fotografía, puesto que el lienzo fue pintado en su estudio madrileño. Enfrente, se encuentra Andaluzas, un óleo sin acabar donde aparecen tres mujeres vestidas de flamenca, entre ellas una sonriente Gámez.

Moya explicó que la casa de Jose María, cuya construcción se inició en 1916, fue un diseño del arquitecto Ángel Casas, y tiene elementos de gran interés como las zapatas de la portada del siglo diecisiete, el comedor con chimenea, decorado con azulejos que representan escenas de El Quijote en el suelo y escudos heráldicos, que refleja el gusto por lo oriental propio de la época en la que se construyó.

Arriba, en dos de las habitaciones, se muestran varios retratos de Gámez, "unos más idealizados, otros no tanto", señaló Moya, influenciados por el orientalismo y el clasicismo simbolista. La modelo, a veces vestida con elegantes trajes o al desnudo, comparte espacio con sibilas, odaliscas y vestales que esbozan el propio carmen de la Fundación y sus jardines. La visita se completa con otra estancia donde hay seis fotografías, que le sirvieron al pintor como estudio previo a la elaboración de algunas de sus pinturas, dibujos a lápiz, y hasta la banqueta y el pañuelo con la que posó la pareja del artista.

El público tendrá una visión de conjunto más completa con la visita a la valiosa biblioteca, cerrada durante un año por motivos de conservación, en la que hay libros del siglo XVI, las obras completas de Ortega y Gasset -amigo del pintor-, y literatura de viajes.

La visita especial tendrá lugar los sábados a las 11:00. Las entradas se podran comprar en www.fundacionrodriguezacosta.com. La reserva de los tickets estará disponible hasta el viernes anterior. El itinerario tendrá una duración de dos horas e incluirá, además de los espacios habituales de la visita general del Carmen de la Fundación como jardines, galerías subterráneas y el Museo Gómez-Moreno, la casa de José María Rodríguez-Acosta, que ayer presentó, y la biblioteca del estudio.

El nuevo proyecto expositivo fue presentado ayer por la delegada del Gobierno de la Junta y vicepresidenta de la Fundación, Sandra García, el director del Patronato de la Alhambra, Reynaldo Fernández, el delegado de Cultura, Guillermo Quero, y el presidente del Patronato de la Fundación, Miguel Rodríguez-Acosta Carlström.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios