'La reina mora', una zarzuela entre la lírica y el flamenco

  • El Teatro Isabel la Católica acoge durante todo este fin de semana una de las historia de enredos amorosos más famosas de los hermanos Quintero

La Reina Mora es un cuadrángulo amoroso que no sufre el paso del tiempo. Tiene "roneos" y julietas sabiamente caracterizados por los hermanos Quintero y una historia de amor con final feliz. Miguel Sánchez Ruzafa rescata este sainete lírico que se estrenó en 1903 en el madrileño Teatro Apolo para la temporada estable de zarzuela del Teatrp Isabel la Católica durante este fin de semana.

La novedad de la obra es que introduce toques flamencos con la romanza Adiós Granada que interpreta a la guitarra David Sorroche y aporta también aires granadinos a la zarzuela. "La mezcla es muy sorprendente", explica el granadino, "porque si en el flamenco se da por naturaleza la improvisación, en la zarzuela no tiene cabida en absoluto". Sin embargo, "flamenco y zarzuela emocionan por igual".

Rosa Ruiz (Coral), Andrés del Pino (Esteban), Pepe Cantero (Don Nuez) y Carlos Crooke (Cotufa) son los protagonistas del enredo amoroso. La acción se desarrolla en Sevilla, en un sosegado rincón de un barrio antiguo, entre el alegre diálogo de las obreras de un taller de costura, el pintor de imágenes Miguel Ángel, la beata Doña Juana la Loca, Don Nuez y otros muchos personajes.

En una casa del barrio, "ocurta está como un tesoro" una mujer guapa (Coral), "quien decide aislarse en un caserón para guardar la ausencia de su amado, Esteban, que está en la cárcel por defender la". La soprano Rosa Ruiz interpreta a Coral: "La Reina Mora es un enredo de un barrio sevillano en el que intentan ligar unos con otros".

Carlos Crooke asegura que en la historia se puede descubrir una especie de "cuadrángulo amoroso donde hay mucho roneo incluso entre la gente mayor. Hay una gran historia de amor central y luego muchas otras alrededor".

La casa de Coral es visitada por Cotufa, al que todos envidian creyéndolo poco menos que el sultán, ya que todos los vecinos suspiran por la Reina Mora, pero Cotufa en realidad se vale de ese enredo para ganarse el cariño de Mercedes.

La obra posee todas las características del típico teatro quinteriano, con personajes perfectamente caracterizados entre los que se encuentran los cotillas.

La Orquesta Sinfónica Ciudad de la Alhambra será la encargada de interpretar la música de La Reina Mora, bajo la dirección de Sánchez Ruzafa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios