"La tecnología digital obligó a muchos músicos a jubilarse"

  • La formación repasa esta noche en la sala El Tren una carrera que comenzó hace 45 años y que les ha convertido en referentes fundamentales del universo reggae

"Más que una banda, es una institución", dicen de ellos en allmusic.com, probablemente la mayor base de datos sobre música en internet. La definición es certera: en cualquier enciclopedia que se hiciera sobre la música jamaicana, The Skatalites tendrían que figurar sí o sí. Lo contrario, dejar fuera a unos músicos tan extraordinarios, sería un sacrilegio. Esta noche se pasan por la sala El Tren para presentar su último álbum, el más que digno On the right track, y repasar su amplia y brillantísima carrera. El saxofonista Lester Sterling y el baterista Lloyd Knibbs llevan 45 años al frente y son los que responden.

-¿Todavía les da pudor que hablen de ustedes como la mejor banda jamaicana de la historia o ya lo tienen asumido?

-Bueno, no sé si somos la mejor banda jamaicana de todos los tiempos, eso es mucho decir, aunque sí podemos afirmar que los músicos de The Skatalites son la fundación original de la música moderna de Jamaica.

-Han vivido la evolución del sonido de su isla desde finales de los cincuenta, cuando el calypso y el mento dieron paso al ska, hasta la actualidad. ¿Cuál consideran que ha sido la edad dorada? ¿Quizás la de los sesenta, cuando cosecharon sus mayores éxitos?

-Jamaica tiene una actividad musical muy importante que no ha decaído en 50 años. Los tiempos cambian y cambian los estilos, las formas... Musicalmente quizás los sesenta y setenta fueron años de gran creatividad y originalidad, un tiempo en que los músicos daban lo mejor de sí. A partir de los ochenta, no vamos a negar que la tecnología digital ha prejubilado a muchos músicos, porque uno mismo puede hacerlo todo y los costes de producción bajan. Sin embargo, la tacañería está reñida con la creación en plena libertad.

-Aparte de su trayectoria como grupo, también han destacado como banda de acompañamiento de grandes artistas. ¿Con quiénes se sintieron más cómodos? ¿Quiénes creen que eran los de mayor talento?

-Nosotros fuimos la banda de Studio One, la cantera de los mayores talentos que ha dado Jamaica. Es difícil elegir, sobre todo cuando hemos tocado con gente como Bob Marley, Peter Tosh, Delroy Wilson, Ken Boothe, Toots Hibbert... Puede sonar a tópico, pero ya adolescente, Bob Marley tenía un no sé qué, una magia especial, más allá de su indudable talento, reconocido universalmente.

-¿Qué opinión les merece la evolución del reggae a partir de la década de los ochenta, con la irrupción del dancehall y los ritmos electrónicos? Parece que ya no quede espacio para las bandas a la vieja usanza, con sus secciones de viento y demás...

-Siendo sinceros, el dancehall prejubiló a muchos músicos y aquellos productores que amaban la música ante todo han dado paso a otros que sólo se interesan por el balance económico de sus producciones.

-Bob Marley fue sin duda un grande, pero el reggae va mucho más allá de su figura. ¿Qué le recomendarían a una persona interesada en profundizar en el reggae? ¿Por dónde debería empezar a buscar?

-Por The Skatalites…ja, ja, ja…

-Por desgracia, muchos de los que fueron compañeros de viaje en The Skatalites ya han fallecido. Me gustaría que me hablara aunque fuera un poco de algunos de ellos. Personalmente creo que Tommy Mc Cook fue el más brillante, tenía un sentido de la melodía inigualable.

-Ésa puede ser su opinión, pero The Skatalites han tenido en sus filas músicos inigualables, no sólo Tommy, sino también Roland Alphonso, Lester Sterling, Johnny Moore y, sin ir más lejos, talentos como nuestro director en los principios, Don Drummond, o un chiquillo genial llamado Jackie Mito. O en los teclados los dos Lloyds, Knibb y Brevett, la base rítmica que marcó el camino al ska, el reggae, el rocksteady...

-No sé si viven o no en Jamaica, pero ¿cómo está la situación allí? ¿Es cierto que la vida en los guetos de Kingston ha empeorado tanto como se dice con la llegada de las drogas duras, las bandas callejeras y las armas? ¿Es realmente un sitio peligroso? ¿Podría decirse que hay dos Jamaicas, una para los turistas y otra donde se lucha por sobrevivir día a día?

-La mayoría vivimos entre USA y Jamaica, pero si habla usted de Kingston, es una ciudad tan peligrosa como pueda serlo cualquier otra. Ni la Jamaica de los turistas ni la violenta son la Jamaica real.

-Últimamente son bastante asiduos a los escenarios españoles. ¿Se encuentran cómodos aquí? ¿En qué otros países de Europa notan una verdadera afición a la música jamaicana?

-El lunes llegamos a Barcelona y no podíamos creer la reacción del público. Venimos de Alemania, Francia y Austria, y el calor, el cariño y el hecho de que la gente se sepa y cante ¡solos de vientos! como ocurre en España, lo que hace que consideremos al español como nuestro mejor público.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios