La última hazaña del gran Eastwood

  • El veterano actor dirige y protagoniza 'Gran Torino', un filme en el que reaparece el carácter de tipo duro que mostró en 'Harry el Sucio' mezclado con el sentimentalismo paternofilial de 'Million Dolar Baby'

Clint Eastwood reta a sus 78 años a los superhéroes de Watchmen en la cartelera de esta semana con Gran Torino, una película en la que da vida a un amargado y xenófobo soldado veterano cuya vida cambia al conocer a su vecino. Además, las historias de ladrones vuelven a la gran pantalla de la mano de Antonio Banderas y Morgan Freeman; y Adam Sandler regresa con una nueva comedia.

Gran torino

Clint Eastwood vuelve a ponerse delante de las cámaras (no lo hacía desde la oscarizada Million Dollar Baby) en esta historia en la que encarna a Walt Kowalski, un trabajador del automóvil jubilado, gruñón y xenófobo, veterano de la Guerra de Corea, que dedica su tiempo a realizar reparaciones domésticas, beber cerveza, visitar la peluquería una vez al mes y a cuidar a su Gran Torino del 72. A su decadencia se añade la muerte de su esposa y de la mayoría de sus vecinos, cuyas casas ahora ocupan inmigrantes.

Pero la vida de este viejo huraño que sólo desea que llegue su última hora cambia cuando su vecino Thao (Bee Vang) intenta robar, bajo la presión de unos pandilleros, su reluciente Gran Torino. A partir de este momento Walt intentará enmendar al joven y librarlo de las amenazas de los delincuentes del barrio, convirtiéndose en un héroe para sus vecinos y abriendo su aburrida existencia a Thao y su familia, lo que cambiará la vida de este cascarrabias. El actor representa a uno de los personajes más memorables de su filmografía y con el que quizás, y esta vez sí lo haga de verdad, se despida de la interpretación.

Watchmen

El director estadounidense Zack Snyder traslada a la gran pantalla Watchmen (Vigilantes), filme basado en la novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons. La historia se desarrolla en un mundo en crisis por una posible guerra nuclear entre EEUU y la URSS en el que los superhéroes disfrazados son parte de la estructura social. Estos vigilantes, antes respetados por la ley y los ciudadanos, ahora son perseguidos. Un día aparece muerto uno de ellos, ya retirado, que trabajaba para la CIA: El comediante. Su amigo Rorschach, el único héroe enmascarado que queda en activo, reunirá a sus compañeros, héroes retirados a la fuerza y que viven sus horas más bajas, para emprender la investigación de su muerte, que oculta algo mucho más importante de lo que parece: se trata de un complot para desacreditar a los superhéroes del presente y a los del pasado.

The code

Gabriel Martínez (Antonio Banderas) es un caco de poca monta que tras un hurto en el metro se encuentra con Ripley (Morgan Freeman), un ladrón de la vieja escuela, frío, calculador y que trabaja según el Código de los ladrones, cuyas reglas son: realizar el encargo, cubrir al compañero, y nunca jamás colaborar con la policía. Ripley le propone a Gabriel el que será su último golpe y que le servirá para saldar sus deudas con la mafia rusa: el robo de unos valiosos huevos Fabergé que nunca han sido expuestos y que están guardados bajo las más novedosas técnicas de seguridad.

Más allá de los sueños

Adam Sandler regresa a la comedia de la mano de Disney, que lo trasnforma en un chico para todo que trabaja en un hotel y que se encarga de cuidar a sus sobrinos. Su vida da un giro cuando los cuentos que les cuenta a los pequeños antes de acostarse se convierten en realidad al día siguiente. Cuando se da cuenta de ello intenta inventar historias con final feliz... pero nada resulta como esperaba porque las fantasiosas aportaciones de los sobrinos chafarán su ambicioso plan.

Cerezos en flor

Ganadora del Oso de Oro en la Berlinale y dirigida por la alemana Doris Dörrie, Cerezos en flor narra la historia de Trudi, una mujer que, al conocer de manos de un médico que su marido, Rudi, padece una enfermedad terminal, decide no contarle nada para evitar su sufrimiento.

Trudi convencerá a Rudi para que vayan a visitar a sus hijos y nietos a Berlín, pero cuando llegan allí es Trudi la que muere repentinamente. Rudi se da cuenta de que el amor que sentía su mujer por él había apartado a Trudi de la vida que hubiese querido llevar. Rudi se embarcará en un viaje a Tokio con el objetivo de compensar a su mujer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios