lapidario

Órdago en la Diputación

EL reto está lanzado: si el PSOE quiere demostrar que recurrió para ganar la Alcaldía de Lújar (468 habitantes) porque la merece y no para retrasar un mes la llegada del PP a la Diputación, que destituya antes de doce días a sus cargos de confianza en esa institución. Lo propuso ayer el presidente provincial de los populares, Sebastián Pérez, en una rueda de prensa en la que se le notó exultante. Ahora, respaldado por los excelentes resultados en las municipales, sí se sabe el líder del partido que manda en Granada. Y como tal, no sólo anunció una profunda reestructuración de la formación, que ganará peso para adaptarse a las nuevas circunstancias (el poder que ahora tiene y el que previsiblemente sumará tras las elecciones generales y autonómicas) sino que también lanzó el órdago a Martínez Caler, el hombre al que sustituirá. Su tesis es clara: cesar a esos cargos de confianza significará ahorrar a la provincia un mes de sus sueldos, 120.000 euros. Mantenerlos, despilfarrar ese dinero.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios