Almuñécar concentra un tercio de las ayudas para reparar daños por la riada

  • Las actuaciones de emergencia tras las inundaciones de septiembre de 2007 se han llevado a cabo en 17 municipios de la provincia · Tras el municipio costero, la principal inversión se hizo en Los Guájares

Las inundaciones de septiembre pasado dejaron un panorama desolador en muchos municipios de la provincia. La fuerza del agua causó una víctima mortal y numerosos daños no ya sólo en domicilios y negocios, sino también en infraestructuras. Desde que se produjeran las lluvias torrenciales, la Consejería de Medio Ambiente ha llevado a cabo actuaciones de emergencia en 17 localidades granadinas que han supuesto una inversión de 13.431.575 euros, según los cálculos de la Administración autonómica. La principal ciudad beneficiaria fue también la más afectada, Almuñécar, que ha recibido un 30 por ciento de esa cantidad.

De hecho, sólo las obras llevadas a cabo en el cauce del Río Verde supusieron una inversión de 1.970.209 euros. Con ese importe, la Administración autonómica ejecutó la limpieza del cauce y la demolición de restos de muros antiguos, además de los encauzamientos de la desembocadura del río y del tramo que discurre entre el segundo puente de la desembocadura y el de la carretera nacional. Además, se ha repuesto el saneamiento desde la margen derecha del río hasta la estación de bombeo de aguas residuales, así como una veintena de acometidas de saneamiento, suministro de agua potable y restitución de duchas en las urbanizaciones.

La restitución del servicio de la estación depuradora del Río Jate y su encauzamiento entre su desembocadura hasta 200 metros por encima de la EDAR de La Herradura ha supuesto, por su parte, el desembolso de 1.290.475 euros. Sólo la reconstrucción del Pozo Catarriján II ha costado 597.734 euros.

El segundo municipio en el que Medio Ambiente ha invertido más dinero para reparar lo dañado por el agua fue Los Guájares. La Delegación Provincial cuantifica en 1.283.740 euros la limpieza y restitución del servicio en 20 barrancos y caminos, además de la realización de obras hidráulicas en el Barranco Girón, Río de la Toba y Barranco Reyes, así como la reposición de tuberías.

El Valle sería el tercero en cuanto a inversión para paliar los daños provocados por las avenidas de agua de septiembre. En el término municipal se han efectuado arreglos en cuatro cauces de los ríos Dúrcal, Torrente, Ízbor y Santo. Medio Ambiente ha desarrollado trabajos en los tres núcleos de población del municipio -Melegís, Restabal y Saleres- por valor de 1.216.267 euros.

Por su parte, las actuaciones desarrolladas por Medio Ambiente en el término municipal de Nigüelas han supuesto un desembolso de 1.077.233 euros, el 8,02 por ciento del total. En concreto, en esa localidad se han llevado a cabo obras en los barranco del Agua, Petacas y Porras, además de en el Camino de La Pabilla y en el Río Torrente. Medio Ambiente ha incluido también en las obras de emergencia la construcción de un nuevo pozo para abastecimiento de la población. Mientras tanto, Padul ha recibido 907.747 euros para arreglos en las ramblas de Alcanceles, Camino de Motril y De la Burra. En el primero de ellos, por ejemplo, se ha repuesto un tramo del colector.

Medio Ambiente ha limpiado los cauces de una docena de barrancos en Jete, además de llevar a cabo la construcción de un muro de encauzamiento en Río Verde para defensa de las viviendas del municipio, así como también ha construido 80 metros de escollera en el Barranco de Bodíjar y ha reconstruido un murete en el Barranco La Canina, todo por un montante de 720.240 euros.

Según señalaron fuentes de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, faltan por concluir obras hasta completar el importe que se liberó para las actuaciones de emergencia tras las riadas. En concreto, de los 17 millones de euros que se destinaron a tal fin, están por concluir reparaciones por 3,6 millones en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios