Galletas rumanas, crêpes y buñuelos

  • El IES la Contraviesa celebra una semana de convivencia dedicada a las nacionalidades de sus alumnos

Comentarios 1

El IES La Contraviesa de Albuñol ha celebrado la I Semana de Convivencia Intercultural. Durante cinco días se ha hecho un recorrido por cada una de las nacionalidades de los alumnos del instituto, en un municipio en el que una parte muy importante de la población es inmigrante y que ha recibido varios galardones por ser ejemplo de convivencia.

Así, el lunes los alumnos se centraron en conocer las costumbres y la cultura de España, en concreto de Albuñol, el martes los países del este, el miércoles le tocó el turno a Colombia, Francia y Reino Unido, el jueves a Marruecos y la jornada de clausura del viernes fue de carácter intercultural, con todas las nacionalidades.

La jornada de Convivencia Intercultural recoge este año el testigo de la Semana Cultural, que venía celebrando el Ayuntamiento de esta localidad desde 2006. La que habría sido la sexta edición no se ha podido celebrar en 2011 al coincidir con la celebración de las elecciones municipales.

Con el lema Convivamos en paz el centro educativo se ha marcado como objetivo "fomentar, desde el respeto a lo diferente, las buenas relaciones entre el alumnado y mantener el buen clima de convivencia que reina a diario", comentó la coordinadora de las jornadas, Mari Carmen Maldonado.

Tras unas reuniones previas con los voluntarios, éstos prepararon la decoración y el contenido de los distintos días en los talleres de medioambiente que han ido haciendo. En el patio del centro se montó un stand abierto sólo de 11:00 a 12:00, para no interrumpir el desarrollo lectivo habitual. En ese puesto se pudieron degustar los productos típicos de cada país y además estuvo decorado con fotografías de los países recogiendo diversa temática y sus trajes típicos.

En el día dedicado a Albuñol, las madres de alumnas del pueblo llevaron buñuelos para degustarlos. Esa tarde comenzó el taller de cocina -organizado por las maestras Amparo y Cristina- para hacer la comida típica del día siguiente. En el taller se elaboraron galletas rumanas, crêpes, pasteles marroquíes o tiramisú. Las madres inglesas repartieron unas cajas llenas de productos caseros y la alumna colombiana del centro quiso compartir con sus compañeras las tradicionales "pasabocas".

Como anécdota, las maestras cuentan que se involucraron tanto en la actividad que compraron un horno para la ocasión, pero que no contaron con la resistencia eléctrica que hizo saltar los plomos de los dos edificios del centro, aunque no tuvo mayor incidencia.

Durante todos los recreos hubo taller de danza a cargo de Cristina y Esperanza, donde se practicaron bailes internacionales. El que más éxito tuvo fue la danza del vientre, el día dedicado a Marruecos, ahora tan popular entre los jóvenes gracias a artistas como Shakira. A la vez, el pasacalles IES La Contraviesa hizo su recorrido por los patios escolares con tambores y vestidos de vivos colores. El viernes fue la gran Entreculturada. Para ello, el gimnasio se convirtió en un escenario para albergar un desfile de modelos internacional con alumnas vestidas con sus trajes típicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios