18 años de fidelidad a la Costa

  • El turoperador británico con sede en Folkstone, Saga Holidays, abre su nuevo folleto de invierno para la nueva temporada con la comarca litoral granadina

La compañía de viaje, ocio y turismo Saga Holidays, con sede en Folkestone (Gran Bretaña), que cuenta con 60 años de experiencia, acumula ya 18 de ellos apostando por el destino Costa Tropical. Este año, de una manera muy decidida, con la presentación de un de cara a la próxima temporada de otoño-invierno, en el que las primeras de sus páginas -por delante de la Costa del Sol o de la Blanca- están dedicadas al litoral granadino.

En dicha promoción, llamada Winter Sun, ofertan a sus club members España y sus islas, pero también Portugal o norte de África. En total, 35 hoteles españoles ofrecen sus servicios. En la Costa Tropical, tan sólo trabajan ahora mismo con el Hotel Helios de Almuñécar y el Hotel Salobreña, pero no descartan en el momento en el que Motril tenga un establecimiento hotelero que cumpla con sus altos cánones de calidad, también adjuntarlo a dicha selecta lista.

El idilio entre Saga y la Costa de Granada surge en el año 1993, de la mano de una de las personas que más ha hecho por el turismo en la zona, Rafael Lamelas, el gerente del Hotel Helios, quien ya había trabajado con ella en experiencias anteriores en el levante español. Durante estos años, el turoperador (1 de los 3 que operan en la comarca) ha procurado 18.000 estancias a estas ciudades costeras durante los meses de invierno, los más complicados de mantener.

Tanto Lamelas, como su homólogo en el Hotel Salobreña, Manuel Martín, recuerdan cómo en los años de bonanza económica llegaron a alojar en sus instalaciones hasta 300 y 180 clientes, respectivamente, que les había proporcionado Saga. Sin embargo, las cifras no son negativas para la compañía, ya que según Michael Barnes, coordinador de área de Saga, no sólo el no ha decrecido el número de turistas en la zona, sino que ha experimentado un ligero ascenso de un 5%, a pesar incluso de las obras de los parking de los últimos años.

En estas fechas del año, tan sólo quedan unos 30 en el establecimiento sexitano, porque aunque la temporada suele durar de septiembre a abril, este año se ha alargado un poco más. En cuanto al personal que trabaja en la zona, durante toda la temporada hay 12 personas contratadas por Saga para atender a sus clientes.

El perfil de cliente se encuadrara en la clase media británica, de unos 50 años (jubilado o prejubilado), que huye de los meses de más frío de su país y que prolonga sus estancias todo lo que puede. Aparte de operar desde prácticamente todo los aeropuertos británicos también vienen muchos clientes de Escocia. Tanto unos como otros no se limitan a reservas de 14 días, sino que las efectúan de 28 (de ahí que hagan los dos hoteles ofertas del tipo 4 semanas al precio de 3) e incluso vienen y van durante todo el invierno.

Debido a que están muchos días, los hoteles tienen que ingeniárselas para ofertarles actividades en los que pasar su tiempo libre. De ahí que sean clientes que contraten excursiones a la Alpujarra o a Gibraltar, de manera típica, pero también visitas guiadas a Almuñécar. Además, el turoperador ofrece la particularidad de que tiene a un guía de manera permanente en el hotel en el que el cliente está alojado, lo cual facilita el asesoramiento a la hora de salir fuera del hotel e incluso hace que las siguientes vacaciones se queden cerradas, por haber adquirido el paquete vacacional antes de marcharse.

Y es que el grado de fidelización de estos huéspedes es muy alto, "en torno a un 80 o 90%", señala Barnes. Lamelas y Martín cuentan como habitual haber visto casi 20 veces a los mismos clientes en su hotel. El principal reclamo es que huyen de zonas saturadas, como pueda ser la Costa del Sol, y buscan imbuirse en la cultura de la zona.

También mantienen relaciones de fidelidad Saga y los citados hoteles, ya que trabajan en exclusividad con este operador británico y la compañía inglesa les devuelve el mismo trato.

En la Costa Tropical persiguen que la relación que tienen con Saga Holidays se extienda a otros turoperadores, de manera que este destino sea también habitual entre los turistas belgas o alemanes, sobre todo, durante el duro invierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios