motril

Los bomberos inician las protestas para pedir el aumento de plantilla

  • Dejarán de prestar horas extra a la ciudad desde el próximo mes de junio, una medida que aseguran adoptan con "miedo y preocupación"

Extinción de un incendio en 2015. Extinción de un incendio en 2015.

Extinción de un incendio en 2015. / efe.

Tras mes y medio de reuniones infructuosas, los bomberos de Motril han comenzado un calendario de movilizaciones para exigir que se refuerce una plantilla, que se ha visto mermada en un 20% en los últimos años. De ahí que esta misma semana se manifestaran en la plaza de la Aurora y, luego, a las puertas del ayuntamiento con una pancarta en la que se podía leer 'Más bomberos=Más seguridad'.

Ante la llegada del verano, en el que se multiplica la población de la Costa, a la que dan servicio desde el límite con Almería hasta Almuñécar y, por arriba, hasta algunas poblaciones de la Alpujarra, están preocupados, pues tan sólo cuentan con 49 efectivos y, de ellos, sólo 40 están operativos. De ahí que, según Jorge Ramiro, secretario general del SAT de Motril, algunos días de agosto y de septiembre sólo habrá 5 o 6 personas para atender todo el litoral, a la vista de los cuadrantes de turnos que ya están elaborados. "Si ocurre dos incendios a la vez, no se podrían atender", comenta el portavoz.

Según avanzó Ramiro a Granada Hoy, "la siguiente medida será dejar de hacer horas extra a partir del próximo mes de junio y continuar con las movilizaciones". Así, explica que desde del Consistorio la medida paliativa a la falta de personal, es que la plantilla realice horas extraordinarias, pero estos trabajadores creen que ésta no es la solución, sino que hacen falta unos 20 bomberos más.

"Entendemos que en el Ayuntamiento se da una circunstancia especial, que es que no hay presupuestos, pero aparte de ella, creemos que no hay intención de solucionar este asunto", comenta Jorge Ramiro.

Además, a toda esta situación se añade que las horas extra se están pagando con años de demora. Ahora, por ejemplo, han cobrado las correspondientes a 2015, pero a un precio que no era el estipulado y sin previo aviso, por lo que ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Sin embargo, ellos insisten en que lo que quieren es que se refuerce la plantilla con plazas de nueva creación, de bomberos y de escala intermedia, aunque no creen que sea necesario un subjefe, como se había propuesto por parte del Consistorio. "Aunque 20 sería lo ideal para tener dos salidas completas, podríamos empezar a salvar los muebles con 10, al menos", comenta Ramiro.

El bombero advierte de que la situación es muy preocupante y que sólo cuando ocurre algo grave es cuando se toman medidas, por desgracia, en este tipo de situaciones. "Adoptamos estas medidas, porque no nos queda más remedio, pero lo hacemos con mucha preocupación e incluso miedo, porque también nosotros tenemos familias cuyas casas pueden correr peligro", concluye sobre unas medidas que comienzan por dejar de hacer horas extra para presionar de esta manera al Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios